LA  CONQUISTA DEL ESPACIO un trabajo de José Oliver Sinca

  MISION: TIANWEN-1

  STATUS:

EN CURSO

 
CHINA QUIERE SER LA QUINTA CON "PREGUNTAS AL CIELO"

 

 

19 de julio de 2021, el rover de Marte Zhurong, nos ha dado un buen vistazo de cerca a algunos de los equipos vitales que utilizó para aterrizar de manera segura en el planeta rojo en mayo. El lunes (12 de julio), Zhurong se acercó para investigar su paracaídas y su carcasa trasera, que cayeron a la tierra roja a poca distancia del lugar de aterrizaje del rover en la enorme llanura marciana Utopía Planitia. Zhurong capturó imágenes en blanco y negro del equipo con sus cámaras para evitar peligros, incluida una toma que también presenta las propias huellas del rover. Y el robot también tomó una impresionante foto en color del ensamblaje del paracaídas y la carcasa trasera. (La carcasa trasera cubrió el rover y su módulo de aterrizaje en su camino a Marte y atravesó gran parte de la atmósfera del planeta).

"La estructura completa de la cubierta posterior después de la ablación aerodinámica, el orificio de desviación del motor de control de actitud en la cubierta posterior es claramente identificable", escribieron los funcionarios espaciales chinos en una descripción de la imagen el jueves (15 de julio). Cuando tomó la foto en color, Zhurong estaba a unos 30 metros del caparazón trasero y aproximadamente a 350 m de su lugar de aterrizaje, agregaron los funcionarios.

El escudo térmico de la secuencia de aterrizaje se encuentra a cientos de metros más al suroeste. China no ha anunciado un plan para la ruta de manejo de Zhurong. El rover Opportunity de la NASA obtuvo imágenes de su propio escudo térmico en diciembre de 2004.

A mediados de mayo, Zhurong se separó del orbitador Tianwen-1 y aterrizó en Marte, convirtiendo a China en la segunda nación, después de Estados Unidos, en aterrizar con éxito un robot en la superficie marciana y operarlo durante un período de tiempo apreciable. (La nave espacial Mars 3 de la Unión Soviética aterrizó con éxito en 1971, pero murió unos dos minutos después. Y el módulo de aterrizaje Beagle 2 de la Agencia Espacial Europea pudo haber aterrizado de forma segura en diciembre de 2003, pero nunca hizo contacto con sus controladores).

Hasta hoy, Zhurong ha estado explorando la superficie marciana durante 60 soles y ha viajado un total de 450 m, escribieron funcionarios chinos en la descripción de la imagen.

Peter Grindrod, del Museo de Historia Natural de Londres dijo que las imágenes orbitales del área de aterrizaje inmediata muestran características lineales brillantes cercanas que probablemente sean un tipo de característica llamada Transverse Aeolian Ridges (TAR) que sería de interés para los científicos. Zhurong visitó una de estas características el 26 de junio (Sol 42).

Grindrod señala que hay numerosos montículos elevados interesantes en la región, que podrían ser cráteres de impacto invertidos o posiblemente pequeñas cúpulas volcánicas, mientras que algunas otras características podrían ser el resultado de la actividad tectónica. Sin embargo, la ruta y la capacidad de Zhurong para acceder a estas áreas dependerán de los objetivos y prioridades científicos y de la duración de su misión.

 

 

12 de julio de 2021, la Administración Nacional del Espacio de China publicó cinco nuevas fotografías de Marte, con rocas en la superficie marciana y las huellas de las ruedas del vehículo, obtenidas por su rover Zhurong. La primera imagen, tomada el 26 de junio, muestra el terreno marciano mientras el rover explora Utopia Planitia, una gran llanura de lava del norte de Marte, con lo que parece ser el detector de componentes de superficie y el detector climático del rover. Y la segunda imagen, tomada el 4 de julio, el día 48 del rover en Marte, muestra también la superficie marciana.

Dado que la agencia espacial de China se ha mantenido callada sobre los planes de Zhurong, la publicación de estas imágenes es una noticia para la misión china Tianwen-1 en el planeta rojo, ya que no se compartieron muchas fotos con el público en general después de que el rover aterrizó con éxito en Utopía Planitia, una enorme llanura de lava del norte de Marte el 15 de mayo. En julio de 2020, se lanzó desde la Tierra a bordo de la nave espacial Tianwen-1 de China, que había entrado en órbita marciana en febrero. Hasta la fecha, Zhurong ha estado en Marte durante 54 días y ha caminado más de 300 metros, según la agencia de noticias Xinhua.

Durante su estancia en Marte, Zhurong se ha dirigido al sur y ha realizado detecciones, además de tomar fotografías del paisaje marciano con su cámara de navegación. Ha realizado investigaciones científicas utilizando su radar de búsqueda de superficie, monitor meteorológico y herramientas de detección de campo magnético.

 

27 de junio de 2021, China ha publicado imágenes del proceso de aterrizaje de su rover Zhurong, así como videos y sonidos del vehículo en Marte. Las imágenes de la entrada, el descenso y el aterrizaje muestran el despliegue de un paracaídas supersónico de banda de separación de disco, la separación de la carcasa trasera, seguido de un descenso motorizado, una fase de vuelo estacionario para evitar peligros y el aterrizaje.

Los sonidos fueron creados por la interacción metal con metal de un sistema de piñón y cremallera y grabados por la estación climática de Zhurong, que tiene la intención de capturar los sonidos de los vientos marcianos. “Con los archivos que publicamos esta vez, incluidos los sonidos grabados cuando nuestro rover de Marte que dejó el módulo de aterrizaje, podemos realizar un análisis en profundidad del medio ambiente y la condición de Marte, por ejemplo, la densidad de la atmósfera en Marte”, dijo Liu Jizhong, subcomandante del primer programa de exploración de Marte de China.

Hasta hoy por la mañana, Zhurong, que lleva el nombre del dios chino del fuego en la mitología antigua, había operado 43 días en Marte y había viajado 236 metros para inspeccionar el planeta estéril. Mientras tanto, el orbitador de la misión ha continuado viajando alrededor del Planeta Rojo para la exploración orbital, según un comunicado de la administración.

Zhurong había dejado caer anteriormente una cámara WiFi remota cuando aún estaba cerca de la plataforma de aterrizaje. Luego, el rover volvió a posar para una selfie conjunta con el módulo de aterrizaje. Esta vez, la nueva actualización incluía imágenes del viaje de Zhurong de regreso a la plataforma de aterrizaje y luego girando. El orbitador Tianwen-1 se encuentra actualmente en una órbita de 8,2 horas, lo que permite un paso sobre Utopia Planitia una vez por sol para realizar una función de retransmisión de datos. Zhurong tiene una misión principal y una vida útil de diseño de 90 soles (92 días terrestres). Actualmente se desconoce si la misión de Zhurong se extenderá más allá de esto. Tianwen-1 lleva siete cargas útiles científicas. Se espera que cambie a su órbita científica dedicada en un período de 7,8 horas después de dar soporte a Zhurong.

Mientras tanto, el Mars Reconnaissance Orbiter de la NASA reveló el progreso de Zhurong con imágenes capturadas con la cámara HiRISE el 6 y el 11 de junio. Las imágenes proporcionaron evidencia de la actividad de conducción de Zhurong en ausencia de actualizaciones periódicas de CNSA.

 

13 de junio de 2021, dos nuevos comunicados se han hecho públicos durante los últimos días referente al rover Zhurong de china. Una de ellas es el comienzo del trabajo científico del vehículo rodado con imágenes de Utopia Planitia, el segundo ya lo había adelantado y solo se ha tenido que esperar pocos días por no decir que pocas horas, la nave de la NASA MRO ha podido conseguir imágenes en alta resolución de los módulos implicados en el descenso de Zhurong al planeta rojo.

Las cámaras de Zhurong tomaron tres fotografías que muestran el escenario superior del rover, su plataforma de aterrizaje y el entorno del lugar de aterrizaje. Otro fue filmado por una cámara separada desplegada por Zhurong en suelo marciano, que muestra el rover y la plataforma de aterrizaje juntos. En la imagen de la plataforma de aterrizaje se pueden ver una bandera nacional china de tela y un dibujo monocromático de las mascotas de los Juegos Olímpicos de Invierno de Beijing 2022 y los Juegos Paralímpicos de Invierno. También en esta foto, se pueden ver claramente las huellas de Zhurong en la superficie.

En las imágenes, se puede ver un área oscura alrededor de la plataforma de aterrizaje, lo que podría ser el resultado del disparo del motor del cohete durante el aterrizaje, dijeron funcionarios chinos en un comunicado. La imagen también muestra franjas brillantes probablemente formadas por polvo fino cuando la plataforma de aterrizaje liberó combustible residual. La contraportada de la cápsula de entrada y el paracaídas descartado pueden verse como puntos brillantes en el centro de la imagen. El escudo térmico también se puede ver en la sección inferior izquierda.

La foto grupal de Zhurong y la plataforma de aterrizaje fue creada por una pequeña cámara, que originalmente estaba unida a la parte inferior del rover y luego colocada en el suelo marciano cuando el rover viajó unos 10 metros al sur de su plataforma de aterrizaje. Después de dejar caer la cámara, Zhurong regresó a la plataforma. El proceso fue grabado por la cámara, que transmitió el video y las imágenes al rover a través de una señal de radio.

La agencia espacial dijo el viernes 11 de junio que las "tareas de ingeniería de la misión a Marte se llevaron a cabo sin problemas, según lo planeado" y que el equipo estaba actualmente "en buenas condiciones".

El robot de 1,85 metros de altura es propulsado por seis ruedas y alimentado por cuatro paneles solares, y puede moverse a 200 metros/hora en la superficie marciana.

Liu Jianjun, diseñador jefe del sistema científico de la misión Tianwen-1, dijo el sábado 12 que los planificadores de la misión decidieron que el rover se movería hacia el sur por consideraciones científicas. "El lugar de aterrizaje de Tianwen-1 se encuentra en la parte sur de Utopia Planitia, cerca de lo que muchos científicos creen que era la costa de un antiguo océano marciano. Se cree que el lugar estuvo cubierto por agua, por lo que dirigirse hacia el sur es en dirección a la tierra”, dijo. "Los científicos están convencidos de que esta ruta permitirá a Zhurong encontrar algunas características geográficas interesantes, como volcanes de lodo y depresiones, para observar y estudiar. Esto les ayudará a profundizar sus conocimientos sobre el agua, el hielo y los volcanes en Marte y encontrar respuestas a preguntas como preguntas aún sin resolver".

Sun Zezhou, diseñador jefe de la sonda Tianwen-1, dijo que la condición de Zhurong es mejor de lo que esperaban los diseñadores, en gran parte gracias al clima en el Planeta Rojo en los últimos días. "La temperatura y la luz solar han sido mejores de lo que esperábamos, y esto le ha permitido a Zhurong llevar a cabo sus tareas a un ritmo más rápido de lo que pronosticamos", dijo. "Creemos que podría funcionar por más tiempo que su expectativa de vida diseñada de tres meses".

Por su cuenta, la cámara HiRISE del Mars Reconnaissance Orbiter de la NASA capturó estas fotografías del rover Zhurong (punto brillante inferior) y su módulo de aterrizaje el 6 de junio de 2021. "Claramente visible es lo que interpretamos como el módulo de aterrizaje rodeado por un patrón de explosión, y el vehículo un poco hacia el sur después de que descendió del módulo de aterrizaje", escribieron los miembros del equipo de HiRISE en una descripción de la foto, que se publicó el 10 de junio. "Esta imagen muestra que el terreno circundante es muy típico del sur de Utopía Planitia, con una región suave y en su mayoría libre de rocas", agregaron. "Las características curvas brillantes son accidentes geográficos eólicos (arrastrados por el viento)".

Las imágenes de HiRISE también muestran el hardware que ayudó a Zhurong y su módulo de aterrizaje a llegar de manera segura a la superficie marciana. Se pueden ver el escudo térmico de la misión, la carcasa trasera y el paracaídas, dispersos a cierta distancia del dúo rover-lander.

La nuevas imágenes está lejos de ser las primeras HiRISE (High Resolution Imaging Science Experiment) que ha capturado robots en la superficie marciana. La cámara, que puede resolver características tan pequeñas como una mesa de café en la tierra roja, también ha tomado fotos de los rovers Spirit, Opportunity, Curiosity y Perseverance, así como de los módulos de aterrizaje Phoenix e InSight de la agencia de los Estados Unidos.

 

8 de junio de 2021, la Administración Nacional del Espacio de China (CNSA) publicó ayer una nueva imagen tomada por la sonda Tianwen-1, que muestra el primer vehículo explorador de Marte del país y su plataforma de aterrizaje en la superficie del planeta rojo. En la imagen, tomada por una cámara de alta resolución instalada en el orbitador de Tianwen-1 el 2 de junio, se ven dos puntos brillantes en la esquina superior derecha. La más grande es la plataforma de aterrizaje y la más pequeña es el rover Zhurong Mars.

El rover Zhurong descendió desde su plataforma de aterrizaje hasta la superficie marciana el 22 de mayo, comenzando su exploración del planeta rojo y convirtiendo a China en el segundo país después de Estados Unidos en aterrizar y operar un rover en Marte. El área oscura que rodea la plataforma de aterrizaje puede deberse a la influencia de los gases del motor durante el aterrizaje. Las franjas brillantes simétricas en la dirección norte-sur de la plataforma de aterrizaje podrían ser de polvo fino cuando la plataforma de aterrizaje vació el combustible restante después del aterrizaje. Los puntos brillantes en el centro de la imagen son la contraportada de la cápsula de entrada y el paracaídas que se arrojó durante el aterrizaje. Otro punto brillante en la parte inferior izquierda de la imagen es el escudo térmico de la cápsula de entrada.

Hasta aquí lo procedente de China, pero estoy seguro que podremos ver imágenes capturadas por la MRO (Mars Reconnaissance Orbiter). Esta nave orbital de los Estados Unidos en cuanto sobrevuele el lugar de aterrizaje de Zhurong se prestará a tomar imágenes en alta resolución de todas las partes de la nave.

El profesor de la Universidad de Hong Kong PolyU presentó la 'Cámara de Marte', "No lo menosprecie", dijo el profesor Yung Kai-leung de la Universidad Politécnica de Hong Kong (PolyU), quien dirigió la investigación. La cámara marciana es liviana (alrededor de 390 g) pero lo suficientemente fuerte y duradera como para soportar las diferencias extremas de temperatura de aproximadamente 150ºC experimentadas durante el viaje de nueve meses entre la Tierra y Marte, y un gran impacto de 6.200G, es decir, 6.200 veces la fuerza de la gravedad de la Tierra.

El profesor Yung ha colaborado con la Academia de Tecnología Espacial de China en la exploración del espacio profundo durante años, desarrollando un "Sistema de puntería de cámara" para Chang'e 3 en 2013 y para el histórico aterrizaje de Chang'e 4 en el lado opuesto de la luna en 2019, y el "Sistema de muestreo y embalaje de superficie" para Chang'e 5, la primera misión de retorno de muestras lunares de China.

 

22 de mayo de 2021, Zhurong, que aterrizó en Marte el 14 de mayo, se dirigió a la superficie marciana desde su plataforma de aterrizaje. Se espera que pase los próximos 90 días mapeando el área, buscando signos de hielo de agua, monitoreando el clima y estudiando la composición de la superficie. Las fotos de Zhurong publicadas por la Administración Nacional del Espacio de China muestran vistas de las cámaras de navegación del rover. En una imagen, el rover todavía está encima de su módulo de aterrizaje y mirando hacia las rampas gemelas que tomó para rodar hacia la superficie marciana. Una segunda foto muestra el módulo de aterrizaje de tres patas de Zhurong, que entregó el vehículo a la superficie marciana la semana pasada.

El módulo de aterrizaje para el rover Zhurong de Marte se ve desde la superficie marciana por primera vez en esta imagen de la cámara trasera para evitar peligros del rover el 21 de mayo de 2021. Zhurong es un vehículo explorador de energía solar diseñado para durar al menos 90 días marcianos (llamados soles) en la superficie de Marte. Está equipado con cámaras de alta resolución para fotografiar y mapear su hogar Utopia Planita. El rover también lleva un radar subterráneo para mirar dentro de la superficie marciana, una cámara multiespectral y un detector de composición de la superficie, un detector de campo magnético y un monitor meteorológico.

En comparación con el rover lunar chino Yutu (Conejo de jade), Zhurong tiene una velocidad similar de unos 200 metros por hora, pero la altura de los obstáculos que puede superar aumentó de 20 cm a 30 cm. Puede subir pendientes de hasta 20º. Las seis ruedas de Zhurong se conducen de forma independiente, según sus diseñadores. Es el primer rover de Marte con un sistema de suspensión activa. Podría ayudar al rover a salir de problemas moviéndose como un gusano en la complicada superficie marciana con suelo arenoso suelto y rocas densamente distribuidas, dijo Jia Yang, diseñador jefe adjunto de la sonda Tianwen-1, de la Academia de Tecnología Espacial de China. Zhurong también puede caminar de lado como un cangrejo. Cada una de sus seis ruedas puede girar en cualquier dirección, lo que podría usarse para evitar obstáculos y subir pendientes.

Parte de la energía generada por los paneles solares durante el día se utilizará para trabajar, y el resto se almacenará en baterías para uso nocturno. Además, los diseñadores instalaron creativamente ventanas de recolección de calor en el rover, que podrían absorber energía solar durante el día y liberar calor por la noche para ayudar al rover a sobrevivir a las temperaturas heladas que podrían caer a más de -100ºC antes del amanecer.

Mientras tanto, se espera que la nave espacial orbital Tianwen-1 estudie Marte durante al menos un año marciano completo, unos 687 días terrestres. Después de meses de recopilar imágenes de alta resolución para mapear su área de aterrizaje, Zhurong apuntó a un área dentro de Utopia Planitia, entendida como centrada en las coordenadas de 110.318º de longitud este y 24.748º de latitud norte, aterrizando con éxito en 109.9º este y 25.1º grados norte.

 

19 de mayo de 2021, lo que todo el mundo estaba esperando ha llegado, la agencia espacial de China publicó las primeras imágenes del rover Zhurong, que muestran al robot de seis ruedas listo para bajar por una rampa desde su plataforma de aterrizaje para comenzar a explorar el planeta rojo. En un comunicado, la Administración Nacional del Espacio de China dijo que las imágenes muestran la rampa de salida del rover, los paneles solares, las antenas y otros mecanismos desplegados normalmente después del aterrizaje. Las imágenes también confirman que el paisaje frente al rover está libre de peligros.

La agencia espacial de China dijo que tomó varios días devolver las imágenes del rover Zhurong a la Tierra porque el orbitador Tianwen-1 necesitaba maniobrar en una nueva órbita, para transmitir señales entre el módulo de aterrizaje de Marte y los controladores terrestres chinos. "En la actualidad, el rover se está preparando para abandonar la plataforma de aterrizaje y seleccionará una oportunidad para conducir a la superficie de Marte y comenzar a patrullar y explorar", dijo CNSA en un comunicado.

La imagen en color muestra una vista hacia la parte trasera de Zhurong desde una cámara de navegación sobre la cubierta principal del rover. Los paneles solares son visibles, al igual que algunas rocas y características de la superficie. La imagen en blanco y negro es de una cámara para evitar obstáculos en la parte delantera del rover. Fue capturado con una lente gran angular que también reveló una vista del horizonte de Marte en la distancia, así como dos instrumentos de radar subterráneos en el propio vehículo. Además de las fotos de la superficie, CNSA también publicó dos videos cortos del orbitador y la cápsula de aterrizaje del rover Zhurong separándose durante la maniobra del 15 de mayo. Ambos videos provienen de cámaras en el orbitador y muestran la cápsula alejándose.

Se espera que el próximo hito de Zhurong ocurra el viernes o sábado (21 de mayo o 22 de mayo), cuando el rover descenderá por el par de rampas que se ven en la nueva imagen en escala de grises para llegar a la superficie marciana propiamente dicha.

En una presentación durante una conferencia de la Royal Aeronautical Society hoy, Yao Jianting, subsecretario general de CNSA, dijo que China estaba planeando una segunda misión de retorno de muestras lunares, Chang'e-6, en 2024 o 2025. Otras dos misiones de aterrizaje a los polos de la Luna Chang'e-7 y 8 están programados para entre 2024 y 2028. A esto le seguiría una estación internacional de investigación lunar entre 2030 y 2035, en cooperación con naciones como Rusia.

El nuevo administrador de la NASA, Bill Nelson, felicitó a China por el exitoso aterrizaje de un rover en Marte, pero también usó el hito para advertir al Congreso de la amenaza competitiva de China al liderazgo estadounidense en vuelos espaciales tripulados. "A medida que crece la comunidad científica internacional de exploradores robóticos en Marte, Estados Unidos y el mundo esperan con ansias los descubrimientos que hará Zhurong para promover el conocimiento de la humanidad sobre el planeta rojo", dijo Nelson en el comunicado. "Espero con interés los futuros descubrimientos internacionales, que ayudarán a informar y desarrollar las capacidades necesarias para aterrizar botas humanas en Marte".

La NASA distribuyó el comunicado de prensa al mismo tiempo que Nelson testificaba ante el subcomité de comercio, justicia y ciencia del Comité de Asignaciones de la Cámara. Durante esa audiencia, utilizó el aterrizaje de Zhurong como una advertencia contra la complacencia estadounidense en la exploración espacial. “Quiero que vean esta fotografía”, dijo, blandiendo una de las imágenes de Zhurong. Argumentó que el aterrizaje era evidencia de que China se tomaba en serio el envío de naves espaciales tanto a la Luna como a Marte, incluidas, eventualmente, misiones humanas. "Creo que eso ahora está agregando un nuevo elemento sobre si queremos o no tomarnos serios y hacer mucha actividad para hacer que los humanos regresen a la superficie de la Luna".

 

15 de mayo de 2021, era cuestión de días o semanas como mucho, pero la noticia ha dado la vuelta al mundo, el módulo de descenso chino Zhurong ha aterrizado en la superficie de Utopia Planitia del planeta rojo. Como adelanté en su momento hay que quitarse el sombrero por la hazaña del país oriental, ¡CHAPEAU!.

En su primera misión a Marte, China ha conseguido colocar una nave orbital y posar suavemente una plataforma sobre la superficie, ahora solo resta que su rover comience a circular.

La agencia espacial de China dijo ayer que el primer rover de Marte del país aterrizó de manera segura y comenzó a enviar datos de regreso a la Tierra, uniéndose a Estados Unidos como las únicas dos naciones que aterrizaron y operaron con éxito una nave espacial en la superficie del planeta rojo. El aterrizaje ocurrió a las 23:18 GMT de ayer viernes, según la Administración Nacional del Espacio de China. El módulo de aterrizaje Mars 3 de la Unión Soviética fue la primera nave espacial en realizar un aterrizaje suave en la superficie marciana en diciembre de 1971, pero la sonda dejó de transmitir unos dos minutos después.

El orbitador Tianwen-1 lanzó el módulo que contiene el rover unas tres horas antes de aterrizar, enviando la cápsula en una trayectoria para sumergirse en la atmósfera marciana a unos 125 kilómetros sobre el planeta. La cápsula de entrada, protegida por una barrera térmica, inicialmente se desaceleró a aproximadamente 460 m/s debido a la fricción de las moléculas de aire marcianas. Siguiendo un perfil de aterrizaje similar a las misiones a Marte de la NASA, la nave espacial desplegó un paracaídas supersónico para continuar reduciendo la velocidad del módulo de aterrizaje, informaron los medios estatales de China. Luego, la nave arrojó su paracaídas y escudo térmico, y usó un sistema de retropropulsión para hacer el resto del frenado antes de aterrizar en una llanura plana expansiva llamada Utopia Planitia en el hemisferio norte.

Los medios estatales chinos describieron la entrada, el descenso y el aterrizaje de nueve minutos como la parte más arriesgada de la misión Tianwen-1, el primer explorador interplanetario de China. Tianwen 1, que consta de un orbitador, un módulo de aterrizaje y un rover, se lanzó desde la Tierra en julio pasado en el cohete de carga pesada Long March 5 de China.

"Cada paso tenía una sola oportunidad, y las acciones estaban estrechamente vinculadas", dijo Geng Yan, funcionario del Centro de Programa Espacial y Exploración Lunar de la CNSA, en un informe publicado por la agencia de noticias estatal china Xinhua. "Si hubiera habido algún defecto, el aterrizaje habría fallado".

En una publicación en las redes sociales chinas, CNSA dijo que el rover Zhurong comenzó a enviar telemetría a la Tierra después de aterrizar en Marte, confirmando que el robot estaba vivo después del aterrizaje. No quedó claro de inmediato cuándo volverán a la Tierra las primeras imágenes de Zhurong.

Después de meses de recopilar imágenes de alta resolución para mapear su área de aterrizaje, Zhurong apuntó a un área dentro de Utopia Planitia, entendida como centrada en las coordenadas de 110,3º de longitud este y 24,7º de latitud norte.

Thomas Zurbuchen, director de la misión científica de la NASA, felicitó a China por el aterrizaje del rover Zhurong. "¡Felicitaciones al equipo Tianwen-1 de CNSA por el exitoso aterrizaje del primer rover de exploración de Marte de China, Zhurong!" Zurbuchen tuiteó. "Junto con la comunidad científica mundial, espero con interés las importantes contribuciones que esta misión hará a la comprensión del planeta rojo por parte de la humanidad".

Si todo va según lo planeado, un rover Zhurong de 240 kilogramos saldrá de la plataforma de aterrizaje por una rampa para comenzar a conducir por el sitio de aterrizaje inexplorado. En una entrevista en la televisión estatal china, Wu Yanhua, viceadministrador de CNSA, dijo que el rover Zhurong partirá de su plataforma de aterrizaje el 22 de mayo. El módulo de aterrizaje y el rover se tomarán fotos el 27 de mayo, dijo Wu.

El orbitador Tianwen-1, que continuará su misión después de lanzar el módulo de aterrizaje y el rover, está diseñado para operar durante al menos un año marciano, o unos dos años en la Tierra. El rover de energía solar, que mide aproximadamente 1,8 metros de altura,  y tiene una esperanza de vida de al menos 90 días, dijeron las autoridades chinas.

El rover Zhurong tiene seis ruedas y un tamaño un poco más grande que los difuntos rovers Spirit y Opportunity de la NASA, que aterrizaron en el planeta rojo en 2004. La nave china es significativamente más pequeña que los rovers Curiosity y Perseverance.

Los científicos franceses, con el apoyo de la agencia espacial francesa CNES, proporcionaron orientación a sus homólogos chinos sobre la técnica de espectroscopia, que utiliza un láser para golpear una parte de una roca del tamaño de una cabeza de alfiler, y un espectrómetro para analizar la luz emitida por el plasma generado por la interacción del láser con la superficie de la roca. El mismo equipo francés trabajó en los instrumentos de los rovers Curiosity y Perseverance. Los científicos esperan calibrar de forma cruzada las mediciones entre las dos misiones lideradas por Estados Unidos y el rover Zhurong de China.

El módulo de aterrizaje InSight de la NASA también estaba escuchando señales del intento de aterrizaje a través de la atmósfera y en tierra. "Esta es solo la segunda vez que hemos podido probar algo como esto, por lo que es increíblemente emocionante", dijo el miembro del equipo de InSight, Benjamin Fernando. "Si logramos escuchar el aterrizaje de Zhurong, podremos usarlo para calibrar las mediciones que hemos hecho de otros marsquakes".

La cooperación entre la NASA y China está restringida por una ley que prohíbe a la agencia espacial estadounidense casi todo compromiso bilateral con el programa espacial chino.

 

24 de abril de 2021, China ha nombrado hoy a su primer vehículo explorador de Marte "Zhurong", un dios del fuego en la antigua leyenda china. Anunciado en la ceremonia de apertura de la Conferencia Espacial China 2021 en Nanjing, provincia de Jiangsu, el nombre pretende representar la tarea simbólica del rover de encender la esperanza de la exploración interplanetaria de China, alentar la implacable aventura de la humanidad en el inmenso universo e instar a la humanidad a seguir persiguiendo la autotrascendencia, según la Administración Nacional del Espacio de China.

La administración también dijo que nombrar al vehículo como el antiguo dios del fuego simboliza la integración de la ciencia moderna y la cultura tradicional y resalta el espíritu de exploración y confianza de la nación china en su cultura. Está previsto que Zhurong, parte de la misión Tianwen 1 en curso, aterrice en Marte en mayo o junio.

Si aterriza de manera segura en el planeta rojo y funciona según lo planeado, Zhurong será la sexta máquina de este tipo desplegada en Marte, después de cinco predecesores lanzados por Estados Unidos. El rover mide 1,85 metros de altura y pesa unos 240 kilogramos. Tiene seis ruedas y cuatro paneles solares, y puede moverse a 200 m/h en la superficie marciana. Lleva seis instrumentos científicos, incluida una cámara multiespectral, un radar de penetración terrestre y un sensor meteorológico, que le permitirán obtener información sobre una amplia gama de factores, como la composición de la superficie del planeta, la estructura geológica, el clima y el medio ambiente.

Si Tianwen-1 puede cumplir con sus objetivos, orbitar el planeta para realizar observaciones completas, aterrizar en el planeta y desplegar un rover para realizar pruebas, se convertirá en la primera expedición a Marte en lograr los tres objetivos con una sola sonda.

 

2 de abril de 2021, la nave espacial Tianwen-1 de China, en órbita alrededor de Marte desde febrero, está programada para desplegar un módulo de descenso para intentar el primer aterrizaje del país en el planeta rojo a mediados de mayo. Los funcionarios planean compartir los datos científicos del rover de Marte con investigadores de todo el mundo, dijo la semana pasada un científico chino de alto nivel. Los funcionarios chinos no han anunciado la fecha exacta del intento de aterrizaje en Marte. Los gerentes de la misión Tianwen-1 tienen más flexibilidad para establecer la fecha de aterrizaje que los funcionarios de otras misiones a Marte.

Desde el 10 de febrero, la nave espacial Tianwen-1 ha maniobrado hacia una órbita más cercana a Marte. La trayectoria actual del orbitador lo lleva a una distancia de 280 kilómetros y 59.000 kilómetros de Marte. Tianwen-1 completa una vuelta alrededor del planeta rojo cada dos días aproximadamente. Una vez que suelte el módulo de aterrizaje y el rover, el orbitador Tianwen-1 ajustará su órbita para hacer la transición a las operaciones científicas regulares. El orbitador también transmitirá señales de comunicación entre los controladores terrestres en China y el rover que explora la superficie marciana.

Suponiendo que el aterrizaje sea exitoso, el rover activará cámaras, un radar subterráneo, sensores para medir la composición de las rocas marcianas, un monitor de campo magnético y una estación meteorológica para comenzar a recopilar datos en la ubicación de Utopia Planitia.

La NASA dijo la semana pasada que tuvo un "intercambio limitado" de información con la agencia espacial de China desde la llegada de Tianwen-1 al planeta rojo para compartir datos sobre las órbitas de los orbitadores de Marte. La iniciativa de intercambio de datos tiene como objetivo reducir el riesgo de colisiones entre las naves espaciales que operan en Marte.

Científicos del Institut de Recherche en Astrophysique et Planétologie, o IRAP, en Francia contribuyeron a un instrumento de espectroscopia inducida por láser en el rover Tianwen-1. Científicos franceses, con el apoyo de la agencia espacial francesa CNES, proporcionaron orientación a sus homólogos chinos sobre la técnica de espectroscopia, que utiliza un láser para golpear una parte de una roca del tamaño de una cabeza de alfiler, y un espectrómetro para analizar la luz emitida por el plasma generado, por la interacción del láser con la superficie de la roca. La técnica permite que un instrumento determine la composición química de las rocas en Marte. Los científicos franceses también proporcionaron a China un objetivo de calibración para el instrumento de espectroscopía láser del rover. El mismo equipo francés trabajó en los instrumentos de los rovers Curiosity y Perseverance de la NASA. Los científicos esperan calibrar de forma cruzada las mediciones entre las dos misiones lideradas por Estados Unidos y el rover Tianwen-1 de China.

Pero mientras llega ese momento, la nave espacial Tianwen-1 de China ha capturado imágenes impresionantes de Marte como una media luna roja brillante iluminada por el sol en el espacio profundo. El resultado son dos gloriosas tomas que muestran el hemisferio este iluminado de Marte, incluidas las características de la superficie y el borde tenue de la atmósfera marciana. Las fotografías fueron tomadas a una distancia de alrededor de 11,000 kilómetros de Marte. La imagen del hemisferio sur de Marte, en la que se ilumina la parte inferior de la imagen, fue tomada el 16 de marzo, mientras que la del hemisferio norte fue tomada por la misma cámara el 18 de marzo.

La cámara de alta resolución de la nave espacial ha estado recolectando imágenes detalladas del lugar de aterrizaje objetivo en preparación para un intento de aterrizaje de un rover en mayo, según la CNSA.

 

4 de marzo de 2021, la Administración Nacional del Espacio de China hizo públicas el jueves por la mañana las primeras imágenes de alta definición de Marte tomadas por la nave espacial del país. Las imágenes, dos en blanco y negro y una en color, fueron tomadas recientemente por la sonda robótica Tianwen 1 de China cuando la nave espacial viajaba en la órbita de Marte, según la administración. Las dos imágenes en blanco y negro con una resolución de 0.7 metros fueron tomadas por la cámara de alta definición en el orbitador de Tianwen 1 cuando la sonda estaba a unos 330 a 350 kilómetros sobre la superficie marciana. Los cráteres, las crestas de las montañas y las dunas de arena del planeta rojo son claros en las imágenes. La imagen en color fue generada por otra cámara en el orbitador, que muestra el polo norte de Marte.

En las imágenes, los accidentes geográficos marcianos, como pequeños cráteres, cordilleras y dunas, son claramente visibles. Se estima que el diámetro del cráter de impacto más grande de las imágenes ronda los 620 metros.

 

27 de febrero de 2021, hay que hablar de un tema que puede dar que hablar. Recordemos lo que he dicho tantas veces cuando una nave va a Marte, en realidad nunca llegaría a Marte a no ser por las correcciones de trayectoria, el motivo es el de evitar la contaminación del planeta con posibles residuos orgánicos terrestres. Si bien la nave se puede esterilizar, la última fase del cohete no, pues está días o semanas en la rampa de lanzamiento expuesta a las contaminaciones aéreas. ¿China ha esterilizado a Tianwen-1?.

Esta primavera, China intentará su primer aterrizaje en Marte. Pero anticipándose a ese hito, los científicos se preguntan si el rover Tianwen-1 puede llevar la contaminación terrestre a la superficie. Debido a que los científicos tienen grandes esperanzas de descubrir algún día rastros de vida en Marte, las naves espaciales que aterrizarán en el planeta se mantendrán tan inmaculadamente libres de vida terrestre como sea posible. En estos días, eso significa un complicado procedimiento de limpieza durante el ensamblaje de la nave espacial y pruebas frecuentes de esporas, una forma inactiva de bacteria que es particularmente resistente.

El rover Perseverance de la NASA pasó precisamente por ese tratamiento antes de dejar la Tierra en julio para su viaje a Marte. Sin embargo, el Congreso prohíbe a la NASA comunicarse con su contraparte china. "No sé nada más allá de lo que el resto de nosotros sabemos de las divulgaciones públicas de información, pero ellos participan", dijo Lisa Pratt, oficial de protección planetaria de la NASA, en una reunión virtual del comité que lidera la creación de una nueva década.

Si la misión Tianwen-1 aterriza con éxito en Marte, China se convertirá en el segundo país en operar una nave espacial en la superficie del planeta rojo, uniéndose a la NASA. (La Unión Soviética y la Agencia Espacial Europea han tenido naves espaciales en la superficie, pero estas misiones se estrellaron o fallaron en menos de un minuto).

Al igual que Estados Unidos, China es parte del Tratado del Espacio Exterior, establecido en 1967, que describe lo que las naciones pueden y no pueden hacer en el espacio exterior: sí, trabajar para toda la humanidad, no las armas nucleares, por ejemplo. Un principio del Tratado del Espacio Ultraterrestre se refiere a la protección planetaria, que establece que los países deben explorar otros mundos "para evitar su contaminación dañina".

Hay algunas razones para desconfiar de llevar insectos terrestres a otros mundos. Por un lado, los científicos no quieren que ninguna criatura terrestre pueda hacerse un hogar en Marte; por otro lado, los científicos quieren estar seguros de que si detectan rastros de vida en Marte, ese signo es de hecho de Marte, no una huella dactilar descarriada que vino de la Tierra.

El conteo de esporas es un estándar del que la NASA quisiera alejarse, pero resulta que las posibles técnicas futuras, incluidas las que se basan en el análisis genético, aún no están listas, dijo Pratt. Así son las esporas. Y es probable que China esté en el mismo lugar, dijo Pratt, y señaló que los científicos chinos tienen contactos con un equipo clave de protección planetaria italiano, por lo que deben estar al tanto de los estándares actuales.

"Hice una pregunta frente a todos, dije: '¿Pueden hablarnos sobre lo que hicieron para el cumplimiento de la protección planetaria?'", Dijo Pratt al comité. "Y el individuo dijo, 'Hicimos lo que todos ustedes hacen, hicimos las mediciones métricas de esporas, y cumplimos en gran medida'". La NASA, sin embargo, no ha visto esas medidas y es posible que nunca las vea.

 

24 de febrero de 2021, la sonda robótica Tianwen-1 de China entró en su órbita de estacionamiento preestablecida sobre Marte hoy y volará en esta órbita durante unos tres meses antes de lanzar su cápsula de aterrizaje, dijo la Administración Nacional del Espacio de China. La nave espacial, que ha entrado en una etapa crucial en la primera misión de exploración interplanetaria de China, después de siete meses de largo viaje espacial, realizó su tercera maniobra de desaceleración cerca de Marte y luego se trasladó a una órbita con una periapsis/apoapsis de aproximadamente 280 x 59.000 kilómetros.

La "órbita de estacionamiento" permitirá al orbitador capturar imágenes nítidas del lugar de aterrizaje objetivo, potencialmente devolviendo fotografías con una resolución de 50 cm/pixel.

Las siete cargas útiles de la misión en el orbitador de la sonda se activarán gradualmente durante la estancia de tres meses de la sonda en la órbita, para llevar a cabo tareas científicas y también para observar y analizar las formas terrestres y el clima del sitio de aterrizaje óptimo.

 

16 de febrero de 2021, la sonda robótica Tianwen-1 de China entró en órbita sobre las regiones polares de Marte, acercándose al planeta rojo, dijo la Administración Nacional del Espacio de China. La nave activó su motor de control orbital de 3.000 Nw de empuje para realizar una maniobra de cambio de plano orbital, y entrar en órbita polar con un perigeo de unos 265 kilómetros sobre el planeta rojo. A continuación, la sonda llevará a cabo varias operaciones de ajuste orbital para moverse a una órbita de estacionamiento.

Antes de la última maniobra, Tianwen-1 viajaba alrededor de una órbita marciana elíptica con un perigeo de unos 400 kilómetros, después de su llegada al campo gravitacional de Marte.

 

15 de febrero de 2021, China ha publicado imágenes de video épicas de la nave espacial Tianwen-1 del país mientras se acercaba a Marte después de llegar al planeta rojo esta semana. Tianwen-1 llegó a Marte el miércoles (10 de febrero) y encendió sus motores para permitirle entrar en órbita alrededor del planeta. China ahora ha recibido y reunido una serie de imágenes tomadas durante este enfoque y ha creado dos escenas notables.

Unas imágenes tomadas por la pequeña cámara del subsistema de inspección de ingeniería de Tianwen-1 para monitorear una matriz solar, muestra a Marte entrando en el encuadre seguido de una vista increíble del borde de la atmósfera de Marte, o "rama atmosférica". Los cráteres también son visibles en la superficie del planeta, mientras que el panel solar parece oscilar con la nave espacial encendiendo sus motores principales para desacelerar. El subsistema de inspección de ingeniería consiste en una serie de pequeñas cámaras de monitoreo que se utilizan para monitorear procesos como el despliegue de paneles solares y otros eventos, según la Administración Nacional del Espacio de China. Las cámaras tomaron fotos una vez cada tres segundos y fotografiaron continuamente durante alrededor de media hora. Los videos tienen una velocidad de fotogramas de aproximadamente 10 imágenes por segundo.

Expertos de la Academia China de Tecnología Espacial dijeron que la nave, que entró en órbita alrededor de Marte el miércoles, frenará para ajustar la inclinación orbital del vuelo en el apoapsis, el punto más alto de la órbita alrededor de Marte. Tianwen-1 luego frenará en el periapsis, el punto de la órbita más cercano a Marte, y ajustará su período orbital para asegurarse de que la trayectoria de la nave espacial pase por el lugar de aterrizaje preestablecido. Cuando la sonda china alcance el periapsis por segunda vez, volverá a frenar para realizar una maniobra orbital y asegurarse de que el módulo de aterrizaje y el rover de Tianwen-1 puedan completar el aterrizaje en Marte a la hora y lugar programados. Finalmente, Tianwen-1 desacelerará nuevamente y tomará fotografías del área de aterrizaje. Seleccionará el punto óptimo en la órbita para hacer que la combinación de aterrizaje y rover se separe del orbitador y entre en la atmósfera marciana.

 

10 de febrero de 2021, ¡bien hecho!, lo habéis conseguido. China se convierte hoy en la sexta nación de nuestra Tierra en enviar una nave a Marte y conseguir que entre en órbita. Y esta posición la ha conseguido horas después que los Emiratos Arabes Unidos (EAU) haya hecho lo propio con su nave Hope.

La nave espacial china Tianwen-1, que comprende un orbitador, un módulo de aterrizaje y un rover, encendió su motor principal alrededor de las 11:52 GMT. Los observadores aficionados que monitoreaban una señal de radio de la nave espacial Tianwen-1 notaron un cambio Doppler en el tono unos 11 minutos más tarde, lo que indica que la velocidad de la sonda estaba cambiando al frenar en órbita alrededor de Marte, a unos 192 millones de kilómetros de la Tierra.

La nave espacial Tianwen 1 pasó detrás de Marte antes de finalizar su maniobra de inserción en órbita, que se predijo que duraría aproximadamente 15 minutos. Unos minutos antes de las 13:00 GMT, los observadores de radioaficionados detectaron nuevamente la señal de Tianwen-1, lo que indica que la nave espacial había entrado con éxito en órbita alrededor de Marte. La Administración Espacial Nacional de China, o CNSA, la agencia espacial del país, confirmó la combustión exitosa de 15 minutos del motor principal de 305 Kg·f de empuje de Tianwen-1, y dijo que la nave espacial estaba en órbita alrededor de Marte.

La nave espacial apuntó a una órbita preliminar elíptica, la maniobra de inserción de la órbita de Marte fue diseñada para colocar el Tianwen-1 en una órbita elíptica de 400 por 180.000 kilómetros inclinada en 10º grados, con un período orbital de 10 días. Se espera que Tianwen-1 realice igniciones de cohetes adicionales en las próximas semanas, para alcanzar una órbita más cercana a Marte, preparando el escenario para el lanzamiento del módulo de aterrizaje y el rover de la misión, para descender a la superficie marciana en algún momento de mayo, con el objetivo de un aterrizaje en un amplio lugar en el hemisferio norte de Marte llamada Utopia Planitia.

Se espera que el orbitador se acerque a 265 kilómetros de la superficie, lo que permitirá que una cámara de alta resolución devuelva imágenes con una resolución superior a 0,50 metros por píxel. Esta capacidad se utilizará para mapear un sitio de aterrizaje del rover específico en Utopia Planitia. Las coordenadas de aterrizaje de 110,318º de longitud este y 24,748º de latitud norte habían aparecido previamente en una publicación espacial oficial china antes de ser eliminadas.

El orbitador Tianwen-1, que continuará su misión después de lanzar el módulo de aterrizaje y el rover, está diseñado para operar durante al menos un año marciano, o unos dos años en la Tierra. El rover de energía solar, equipado con seis ruedas para la movilidad, tiene una esperanza de vida de al menos 90 días, dijeron funcionarios chinos. Los científicos chinos dicen que la misión Tianwen-1 realizará un estudio global de Marte, midiendo la composición del suelo y la roca, buscando signos de hielo de agua enterrado y estudiando la atmósfera y la magnetosfera marciana. El orbitador y el rover también observarán el clima marciano y sondearán la estructura interna de Marte.

 

5 de febrero de 2021. la Administración Nacional del Espacio de China (CNSA) publicó la imagen hoy (5 de febrero), lo que demuestra que la potente cámara de alta resolución de la nave espacial Tianwen-1 está funcionando correctamente. La imagen en escala de grises fue capturada a una distancia de 2,2 millones de kilómetros de Marte, según la CNSA.

Una versión etiquetada de la imagen indica la ubicación de características notables en exhibición, a saber, Acidalia Planitia (1), Chryse Planitia (2), Meridiani Planum (3), Cráter Schiaparelli (4) y Valles Marineris (5).

Tianwen-1, un orbitador y un rover combinados, se ha acercado desde entonces al planeta rojo y estaba a 1,1 millones de kilómetros de distancia. Se espera que la nave entre en la órbita de Marte el miércoles (10 de febrero). La nave espacial de cinco toneladas pondrá en ignición sus motores para reducir la velocidad del vehículo lo suficiente como para ser capturada por la atracción gravitacional de Marte. CNSA también declaró que Tianwen-1 completó una cuarta maniobra de corrección de trayectoria hoy a las 12:00 GMT, para garantizar que la nave espacial esté en curso para ingresar a la órbita de Marte. La sonda completó su primera corrección orbital el 2 de agosto, la segunda el 20 de septiembre y la tercera el 28 de octubre.

La gran distancia entre la Tierra y Tianwen-1 significa un retraso en las comunicaciones de alrededor de 10 minutos. Esto significa que la nave espacial deberá ejecutar comandos para iniciar el frenado por sí misma, con instrucciones enviadas con anticipación desde el Centro de Control Aeroespacial de Beijing.

Después de entrar en órbita, Tianwen-1 comenzará a prepararse para un intento de aterrizaje del rover de la misión. El orbitador comenzará a tomar imágenes del sitio de aterrizaje principal candidato dentro de la enorme cuenca de impacto Utopia Planitia, al sur del sitio de aterrizaje Viking 2 de la NASA, listo para un intento de aterrizaje alrededor de mayo.

Tianwen-1 se lanzó en julio y llegará a Marte un día después de la misión Hope de los Emiratos Árabes Unidos y una semana antes del rover Perseverance de la NASA.

 

3 de febrero de 2021, la sonda china Tianwen-1 Mars entrará en la órbita de Marte alrededor del 10 de febrero, dos días antes del Festival de Primavera o Año Nuevo chino, según China Aerospace Science and Technology Corp, el principal contratista espacial del país. El conglomerado estatal dijo en un comunicado que la nave espacial realizará una operación de "frenado" para desacelerar su velocidad y asegurarse de que será capturada por la gravedad de Marte.

Hasta hoy, Tianwen 1 ha volado 196 días en una trayectoria hacia el planeta rojo y ha viajado más de 450 millones de kilómetros. Ahora se encuentra a unos 170 millones de kilómetros de la Tierra. La Administración Nacional del Espacio de China dijo anteriormente que si todo va según lo programado, la sonda de 5 toneladas métricas, que consta de dos partes principales: el orbitador y la cápsula de aterrizaje, viajará más de 470 millones de kilómetros antes de entrar en la órbita de Marte, cuando estará a 193 millones de kilómetros de la Tierra.

China está llevando a cabo una votación pública de 40 días para ayudar a seleccionar el nombre de su rover Marte, que actualmente se acerca al planeta rojo. Los 10 nombres, Hongyi, Qilin, Nezha, Chitu, Zhurong, Qiusuo, Fenghuolun, Zhuimeng, Tianxing y Xinghuo, se toman de ideas que incluyen figuras mitológicas chinas, conceptos confucianos y animales legendarios.

Cabe destacar que Hongyi, de las Analectas confucianas, puede traducirse como "persistencia" o perseverancia, dando un significado similar al rover Perseverance de la NASA que también se dirige a Marte. "Se han recibido más de 1,4 millones de entradas de 38 países y regiones desde que iniciamos la campaña de nomenclatura en julio de 2020. Más de 200.000 de ellas son elegibles”. “La participación activa de los internautas muestra su gran cuidado por la misión a Marte", Yuan Foyu, director de la campaña de nombramiento del primer rover de Marte de China, dijo a CCTV. La votación está siendo organizada por el gigante chino de Internet Baidu con fecha límite el 28 de febrero. Los jueces deliberarán y anunciarán un nombre definitivo en algún momento antes del aterrizaje.

 

7 de enero de 2021, la sonda de la primera misión china a Marte, Tianwen-1, había viajado más de 400 millones de kilómetros y se espera que entre en la órbita de Marte el próximo mes, según la Administración Nacional del Espacio de China (CNSA). La sonda se encuentra en condición estable a una distancia de alrededor de 130 millones de kilómetros de la Tierra y 8,3 millones de kilómetros del planeta rojo después de 163 días de vuelo, dijo la CNSA.

La sonda viaja a una velocidad de 23 Km/s, cubriendo unos 2 millones de kilómetros por día. Vuela a una velocidad de 21 Km/s en relación con la velocidad de la Tierra, lo que significa que se aleja aproximadamente 1,8 millones de kilómetros de la Tierra y 200.000 kilómetros hacia Marte todos los días, según Li Zhencai, subcomandante de la sonda de Marte bajo la Academia de China de Tecnología espacial. Cuando la sonda se acerque a Marte, habría volado 470 millones de kilómetros y estaría a 190 millones de kilómetros de la Tierra.

La nave de Marte realizará una maniobra de "frenado" crítica para reducir la velocidad antes de ser capturada en la órbita alrededor del planeta rojo. La larga distancia hace que sea una tarea muy desafiante, ya que la comunicación se demorará más de 10 minutos, lo que no provocará ningún control en tiempo real o intervención del personal de tierra.

Se puede implementar una cuarta corrección orbital para obtener parámetros orbitales relevantes del punto donde se capturará la sonda. Después de ingresar a la órbita de Marte, pasará de dos a tres meses examinando posibles sitios de aterrizaje, utilizando una cámara de alta resolución para prepararse para el aterrizaje en mayo.

La parte más desafiante de la misión será el aterrizaje suave, un proceso autónomo de la sonda que durará de siete a ocho minutos. La sonda utilizará su forma aerodinámica, paracaídas y retrocohete para desacelerar y amortiguar las patas para aterrizar. Después del aterrizaje, el rover será liberado para realizar exploración científica con una vida útil esperada de al menos 90 días marcianos (aproximadamente tres meses en la Tierra), y el orbitador, con una vida de diseño de un año marciano (aproximadamente 687 días en la Tierra) retransmitirá comunicaciones para el rover mientras realiza su propia detección científica.

Tianwen-1 es la 46ª misión de exploración a Marte del mundo desde octubre de 1960, cuando la ex Unión Soviética lanzó la primera nave espacial del mundo con destino a Marte. Solo 17 de esas misiones tuvieron éxito.

 

15 de diciembre de 2020, la sonda china Tianwen-1 se encuentra a 100 millones de kilómetros de la Tierra y ha viajado casi 360 millones de kilómetros en este momento, según la Administración Nacional del Espacio de China. La administración dijo en un comunicado hoy que la nave espacial estaba en buenas condiciones y que la sonda robótica había volado 144 días en una trayectoria de transferencia Tierra-Marte,  y se encuentra a 12 millones de kilómetros del planeta rojo, señaló.

A estas alturas, la nave espacial ha completado tres correcciones a mitad de camino y una maniobra orbital en el espacio profundo, y realizará varias correcciones orbitales antes de acercarse a Marte a mediados de febrero, según la administración. Si todo va según lo programado, la sonda de 5 toneladas métricas, que consta de dos partes principales: el orbitador y la cápsula de aterrizaje, viajará más de 470 millones de km antes de ser capturada por el campo gravitacional marciano en febrero, cuando estará 193 millones de kilómetros de la Tierra.

Si Tianwen 1 puede cumplir con todos sus tres objetivos: orbitar Marte para una observación completa; aterrizar en la superficie del planeta; y el despliegue de un rover para realizar operaciones científicas, "se convertirá en la primera expedición a Marte del mundo que logrará los tres objetivos con una sola sonda", dijo Ye Peijian, científico líder en exploración del espacio profundo de la Academia China de Tecnología Espacial.

 

18 de noviembre de 2020, la sonda china Tianwen-1 Mars había viajado 300 millones de kilómetros hasta ayer por la mañana, según la Administración Nacional del Espacio de China. La administración dijo en un comunicado que la nave espacial estaba en buenas condiciones. El martes por la mañana, la sonda robótica había volado 116 días en una trayectoria de transferencia Tierra-Marte hacia el planeta rojo, a unos 63,8 millones de kilómetros de la Tierra, señaló.

La nave espacial está programada para alcanzar el campo gravitacional marciano en febrero y luego comenzar a prepararse para el aterrizaje, que se espera que tenga lugar en mayo. Después del aterrizaje, lanzará un rover para realizar una exploración científica.

En el segundo paso en el programa de exploración de Marte de China, una sonda más grande partirá hacia Marte alrededor de 2030 para tomar muestras y luego regresar a la Tierra, dijeron funcionarios espaciales.

 

29 de octubre de 2020, la sonda china hacia Marte Tianwen-1 realizó su tercera corrección orbital ayer por la noche, según la Administración Nacional del Espacio de China (CNSA). La sonda realizó la corrección orbital encendiendo sus ocho motores de 25Nw funcionando simultáneamente. El rendimiento de los motores de 25Nw también se probó durante la operación.

La sonda ha viajado unos 97 días en órbita, ha volado unos 256 millones de kilómetros y actualmente se encuentra a 44 millones de kilómetros de la Tierra. Todos los sistemas de los instrumentos están en buenas condiciones, dijo CNSA.

 

28 de octubre de 2020, aparentemente, China ha elegido un sitio de aterrizaje principal para su rover Tianwen-1 Mars antes de la llegada de la nave espacial al planeta rojo en febrero de 2021. Tianwen-1, que consta de un orbitador y un dúo de aterrizaje y rover, se encuentra actualmente en camino a Marte luego del lanzamiento de un cohete Long March 5 el 23 de julio. Los miembros del equipo de la misión ya han probado sus instrumentos científicos.

La última actualización oficial de China indicó que Tianwen-1 había viajado un total de 137 millones de kilómetros hasta el 11 de septiembre y estaba a 15,3 millones de kilómetros de la Tierra en ese momento. China ya ha declarado que el rover intentará aterrizar en un área designada de Utopia Planitia, una enorme cuenca formada por un gran impacto en la historia de Marte. El área está al sur del sitio de aterrizaje Viking 2 de la NASA y al noroeste del lugar donde aterrizó el módulo de aterrizaje Mars InSight de la agencia espacial estadounidense en noviembre de 2018.

Una porción de la cuenca de impacto Utopia Planitia de Marte, fotografiada por la cámara HiRISE a bordo del Mars Reconnaissance Orbiter de la NASA. El rover Tianwen-1 Mars de China aterrizará en una sección de Utopia Planitia en 2021. Sin embargo, la información publicada en un artículo en la publicación oficial de China Space News después del lanzamiento en julio, proporciona un sitio de aterrizaje primario específico. El artículo informó las coordenadas de aterrizaje de 110,318º de longitud este y 24,748º de latitud norte, dentro de la porción sur de Utopia Planitia. Desde entonces, se han editado versiones en línea del artículo para eliminar las coordenadas; sin embargo, estos siguen siendo publicados por fuentes que citan el artículo.

El área parece proporcionar un lugar relativamente seguro para un intento de aterrizaje, pero también es de gran interés científico, según Alfred McEwen, director del Laboratorio de Investigación de Imágenes Planetarias de la Universidad de Arizona e investigador principal de la poderosa cámara HiRISE a bordo del MRO. McEwen describió el sitio como el típico sur de Utopía Planitia, y agregó que es "en su mayoría plano y liso, pero con cráteres, crestas eólicas [esculpidas por el viento] y algunas rocas". El área ha sido "interpretada como cubierta por corrientes de lodo por algunos científicos, por lo que puede haber existido agua subterránea profunda antigua, y esta podría ser una ubicación interesante para estudiar con un rover", dijo McEwen.

El aún por nombrar, de aproximadamente 240 kilogramos, el rover Tianwen-1 alimentado por energía solar investigará las características del suelo superficial y la distribución potencial del hielo de agua con su instrumento de radar de exploración del subsuelo. El rover Chang'e 4 de China utiliza un instrumento similar para mirar debajo de la superficie del lado lejano de la Luna. El rover de Marte también analizará la composición del material de la superficie y las características del clima y el medio ambiente marcianos en la superficie.

China ha aterrizado dos veces en la Luna, con Chang'e 3 en 2013 y Chang'e 4 en el lado opuesto en 2019. Sin embargo, Tianwen-1 es la primera misión interplanetaria independiente de China, que debe aterrizar en Marte, con una atmósfera delgada, lejanía y campo de gravedad diferente, lo cual presenta nuevos y mayores desafíos.

Después de su llegada a la órbita de Marte en febrero del próximo año, Tianwen-1 pasará de dos a tres meses preparándose para el intento de aterrizaje del rover, utilizando cámaras de alta y media resolución para evaluar el sitio y las condiciones. Luego intentará entrar, descender y aterrizar. La nave espacial se separará del orbitador y entrará en la atmósfera, siendo frenada por un aeroshell cónico. A continuación, un paracaídas ralentizará aún más la nave, antes de que los cohetes de retropropulsión proporcionen la desaceleración final para el descenso a la superficie marciana. La baja elevación de Utopia Planitia significa que habrá más tiempo y atmósfera para que la nave espacial de entrada disminuya la velocidad y descienda de manera segura a la superficie. Si aterriza con éxito, se espera que el rover de Tianwen-1 esté en funcionamiento durante unos 90 días marcianos, o soles.

El orbitador Tianwen-1 proporcionará un enlace de comunicación de retransmisión al rover mientras realiza sus propias observaciones científicas durante un año marciano. (Un sol es aproximadamente 40 minutos más largo que un día terrestre. Un año marciano equivale a 687 días terrestres).

 

10 de octubre de 2020, la sonda china Tianwen 1 Mars llevó a cabo una maniobra clave en vuelo a unos 29.4 millones de kilómetros de la Tierra ayer. La operación orbital en el espacio profundo comenzó luego de que el vehículo robótico recibió señales de los controladores terrestres en el Centro de Control Aeroespacial de Beijing. Su motor principal, que tiene 3.000 newtons de potencia de empuje, se activó y operó durante unos ocho minutos, moviendo la nave espacial hacia una órbita marciana mucho más ajustada.

La nave continuará viajando alrededor de cuatro meses en una trayectoria de transferencia Tierra-Marte hacia el planeta rojo y realizará de dos a tres correcciones orbitales más antes de ingresar al campo gravitacional de Marte, según la Administración Nacional del Espacio de China. Rao Wei, gerente de proyecto de Tianwen 1 en la Academia de Tecnología Espacial de China, dijo que la maniobra elaboradamente diseñada tenía como objetivo ajustar la ruta de vuelo para permitir que la nave espacial vuele con precisión hacia el punto preestablecido donde se espera que el vehículo. ser capturado por la gravedad de Marte a principios de 2021.

"El mayor desafío en la operación de esta noche fue que el motor de 3.000 newton de empuje tendría que funcionar durante un período de tiempo relativamente largo, a muy alta presión y temperatura", dijo Rao, y agregó que el control y seguimiento de larga distancia también era un problema, un gran reto.

Para ese momento, Tianwen 1 había viajado más de 210 millones de kilómetros, dijo Rao, y agregó que la nave espacial está en buenas condiciones. La sonda ha realizado dos correcciones orbitales a mitad de camino. El objetivo final de la misión es aterrizar suavemente un rover alrededor de mayo de 2021 en la parte sur de Utopia Planitia de Marte, una gran llanura dentro de Utopia, la mayor cuenca de impacto reconocida en el sistema solar, para realizar estudios científicos.

 

1 de octubre de 2020, la Administración Nacional del Espacio de China publicó imágenes en pleno vuelo de la sonda de Marte Tianwen-1 ya que el Día Nacional del país coincidía con el Festival del Medio Otoño hoy.

Las imágenes mostraban la bandera roja de cinco estrellas de China deslumbrante con el orbitador dorado y el módulo de aterrizaje plateado y el rover en la oscuridad del universo. La bandera de Tianwen-1, que pesa unos 144 gramos, mide unos 39x26 cm, un poco más pequeña que una hoja de papel A3, arropa a la sonda con materiales especiales y tecnología de sobreimpresión, dijo la CNSA.

Es la primera vez que Tianwen 1 se tomó selfies. Las imágenes fueron capturadas por un sensor de medición de separación instalado en la pared exterior de Tianwen-1. Con comandos del control de tierra en la Tierra, el sensor se separó de Tianwen-1 y tomó una foto cada segundo con sus dos lentes gran angular. Las imágenes se enviaron a Tianwen-1 a través de Wi-Fi y luego se enviaron a la Tierra.

Hasta hoy, Tianwen 1 ha recorrido alrededor de 188 millones de kilómetros y actualmente se encuentra a 24,10 millones de kilómetros de la Tierra. Todos los sistemas de sonda están en buenas condiciones.

 

20 de septiembre de 2020, la sonda china de Marte Tianwen-1 hoy ha llevado a cabo con éxito su segunda corrección orbital, según la Administración Nacional del Espacio de China (CNSA). La sonda realizó la corrección orbital después de que cuatro de sus motores 120 Nw estuvieran en funcionamiento durante 20 segundos. El rendimiento de los motores de 120 Nw se probaron simultáneamente. La sonda ha viajado en órbita durante aproximadamente 60 días hasta ahora y estaba a unos 19 millones de kilómetros de la Tierra. Todos los sistemas de la nave estaban en buenas condiciones, dijo la CNSA.

La corrección orbital se llevó a cabo para garantizar que la sonda siga la órbita teórica lo más cerca posible. La sonda realizó su primera corrección orbital el 2 de agosto.

 

28 de agosto de 2020, la sonda china de Marte Tianwen-1 ha viajado alrededor de 100 millones de kilómetros hasta el viernes día 28 de agosto, según la Administración Nacional del Espacio de China (CNSA). La sonda de Marte está en condición estable y sus múltiples cargas útiles han finalizado las autocomprobaciones. Ha viajado durante 36 días y está a 10,75 millones de kilómetros de la Tierra.

Hasta ahora, la sonda de Marte ha capturado una imagen de la Tierra y la Luna y ha realizado su primera corrección orbital. A partir del 19 de agosto, múltiples cargas útiles en la sonda de Marte, incluido el magnetómetro de Marte, el espectrómetro de mineralogía de Marte y la cámara de alta resolución, completaron las autocomprobaciones. Los datos científicos de las cargas útiles se transmitieron al suelo sin problemas, confirmando que se encuentran en condiciones normales. También se llevaron a cabo con normalidad múltiples tareas de control de vuelo.

Para prepararse para la primera misión de China a Marte, Tianwen-1, la Academia de Tecnología Espacial de China construyó un paisaje marciano simulado en la Tierra y llevó el nuevo rover para una prueba de manejo. El campo de pruebas fue renovado a partir de un sitio que se usó inicialmente para simular la superficie lunar para los vehículos lunares Yutu 1 y Yutu 2 de China. El campo de pruebas renovado se completa con arena y piedras para emular varios terrenos en la superficie marciana.

“Debemos mejorar la autonomía del rover. Además, las condiciones ambientales de la superficie de Marte son probablemente más complicadas que la Luna. Un resultado que podemos percibir directamente a través de los ojos es que el rover se mueve hacia los lados, como un cangrejo, un hazaña que el rover lunar es incapaz de hacer”, dijo Teng Baoyi, diseñador jefe adjunto de CASC, en la entrevista de CCTV-Plus.

 

20 de agosto de 2020, la sonda china a Marte Tianwen-1 se ha alejado más de 8 millones de kilómetros de la Tierra y está funcionando con normalidad, según el jueves el Centro de Exploración Lunar y Programa Espacial de la Administración Nacional del Espacio de China.

El miércoles día 19, la sonda de Marte se ha alejado 8,23 millones de kilómetros de la Tierra. A partir de ese día, varias cargas útiles de la sonda de Marte, incluido el magnetómetro de Marte, el espectrómetro de mineralogía de Marte y la cámara de alta resolución, han completado la autocomprobación para confirmar que están en condiciones normales. Se utilizarán cámaras de resolución media y alta para obtener imágenes de la superficie de Marte y realizar investigaciones sobre la topografía y la estructura geológica de la superficie del planeta. El magnetómetro detectará el entorno magnético en Marte y el espectrómetro de mineralogía se utilizará para analizar la composición y distribución de minerales en Marte.

 

3 de agosto de 2020, dos noticias han llegado del vuelo de Tianwen-1 hacia Marte. La primera de tipo sentimental, la segunda puramente técnica.

La sonda china de Marte, Tianwen-1, capturó imágenes de la Tierra y la Luna, a unos 1,2 millones de kilómetros de la Tierra, dijo el pasado día 31 de julio la Administración Nacional del Espacio de China. China lanzó su primera misión a Marte, Tianwen-1, que significa Preguntas al Cielo, el 23 de julio, marcando el primer paso del país en la exploración planetaria del sistema solar.

Por otro lado, la Tianwen-1 realizó su primera corrección en su trayectoria de crucero ayer. El motor principal de control orbital de la nave espacial, con 3.000 Nw de empuje, se activó durante 20 segundos para ajustar la trayectoria de la nave espacial. Cuando se realizó la corrección, Tianwen-1 había estado en el espacio durante más de 9 días y 18 horas en curso hacia el planeta rojo y ya había recorrido unos 3 millones de kilómetros, según el comunicado, y agregó que la sonda estaba en buenas condiciones.

Durante el viaje de siete meses, la nave espacial hará dos correcciones de rumbo más y una maniobra en el espacio profundo mientras se dirige al planeta. Zhu Qinghua, diseñador sénior de la Academia de Tecnología de Vuelo Espacial de Shanghai en el programa Tianwen-1, dijo que las maniobras de corrección son necesarias durante el viaje de la sonda, porque las desviaciones menores se acumularían a un nivel que desviaría a la nave espacial de su objetivo. Es por eso que la sonda tiene un motor principal de control orbital y docenas de motores de bajo empuje para maniobras de corrección, dijo.

 

28 de julio de 2020, cuando quedan menos de 24 horas para el lanzamiento de la tercera nave terrestre hacia Marte, el Perseverance de la NASA, el vehículo chino Tianwen-1 sigue su trayectoria hacia el planeta rojo. Será por casualidad, o hecho a conciencia, pero desde una base científica de la agencia de los Estados Unidos se ha podido fotografiar a Tianwen-1 en su vuelo de crucero.

Un observatorio afiliado a la búsqueda de la NASA para identificar asteroides potencialmente peligrosos detectó algo igualmente rápido pero no tan natural: una nave espacial con destino a Marte. Ese vehículo era la misión china Tianwen-1 Mars, que se lanzó el 23 de julio para comenzar un viaje de siete meses al planeta rojo. La nave espacial consta de un orbitador, un módulo de aterrizaje y un vehículo explorador, todos juntos en lo que China espera se convierta en su primera misión exitosa en Marte.

Las vistas fueron capturadas por un programa dirigido por la Oficina de Coordinación de Defensa Planetaria de la NASA, que escanea enormes franjas del cielo en busca de rocas espaciales para reunir suficientes observaciones, para que los astrónomos mapeen el camino de cada objeto en caso de que uno se acerque demasiado para su comodidad.

La animación de Tianwen-1 alejándose de la Tierra vino de una instalación en Mauna Loa en la isla de Hawaii que es uno de los dos observatorios hawaianos que conforman el sistema de última alerta de impacto terrestre de asteroides, o ATLAS. Los observatorios ATLAS identifican regularmente nuevos objetos celestes, como el cometa del mismo nombre que deslumbró a los observadores del cielo a principios de este año antes de desaparecer.

Pero en este caso, no fue ningún objeto celestial el que cruzó la vista de ATLAS. En cambio, fue el segundo de un trío de naves espaciales muy esperadas que se lanzaron a Marte durante la ventana de tres semanas de alineación orbital de este verano.

 

24 de julio de 2020, la falta de noticias nos dice que la misión de Tianwen-1 funciona como los ingenieros chinos habían previsto, pero aquí y ahora desearía hacer una reflexión. Si China consuma su mayor proyecto interplanetario, desde mi punto de vista habrá que tenerlo muy en cuenta, pues lo que van a realizar no tiene parangón en la exploración del espacio.

Es decir, en su primer vuelo a Marte, China no solo va poner un orbitador sino que va a aterrizar un lander, y si esto fuera poco, de este lander deberá descender a la superficie un rover. Vaya por delante que este hito aún no lo ha conseguido la actual Rusia (o la antigua Union Soviética), pero si vamos a los Estados Unidos, lo consiguieron después de muchos proyectos y lanzamientos. Los primeros orbitadores marcianos son de la década de los 60 del siglo pasado, donde tanto la Unión Soviética como los USA lo hicieron posible. Los primeros landers son de la década de los 70, también por parte de la Unión Soviética y de los USA. A partir de aquí Rusia se aleja de las misiones marcianas dejando a los USA solos, siendo ellos los que consiguen poner un minirover en Marte, el Mars Pathfinder, pero esto era en los años 90. Después conocemos los logros de Spirit, Opportunity y Curiosity (esta última aun está trabajando desde 2012).

Pero es que China, si consigue lo que todos deseamos, va a recuperar tres décadas en una sola misión, la Tianwen-1; ¿qué es difícil?, sí, ¿qué todos estaremos pendientes de los momentos complicados? sí, pero hay que ser optimistas, China puede agregarse a este elenco de países que nos han enseñado como es Marte.

Si todo va según lo previsto, el Tianwen-1 de 5 toneladas métricas, que consta de dos partes principales, un orbitador y una cápsula de aterrizaje, viajará más de 400 millones de kilómetros en casi siete meses antes de ser capturado por el campo gravitacional marciano, el Dijo la Administración Espacial Nacional de China. Se realizarán varias maniobras de corrección a mitad de curso y en el espacio profundo durante el vuelo espacial para asegurarse de que la sonda esté dirigida con precisión al planeta rojo.

Después de que la sonda entre en la órbita de Marte, girará alrededor del planeta durante dos o tres meses para investigar el sitio de aterrizaje preestablecido de la cápsula de aterrizaje, antes de descender para liberar la cápsula, que gradualmente caerá a través de la atmósfera marciana. Durante el proceso de entrada, descenso y aterrizaje, la cápsula primero usará un escudo térmico para desacelerar, lo que significa que la nave dependerá de la resistencia aerodinámica para reducir la velocidad. Luego desplegará un paracaídas para reducir aún más la velocidad y dejar caer su escudo térmico y luego su caparazón trasero. En el siguiente paso, la cápsula soltará el paracaídas y encenderá sus retrocohetes.

Cuando la nave alcanza unos 100 metros sobre la superficie, pasará un tiempo observando y analizando el punto de aterrizaje seleccionado para verificar si hay obstáculos como rocas. Con un resultado positivo, el módulo de aterrizaje continuará descendiendo hasta el último momento, cuando se cerrarán los retrocohetes, lo que le permitirá aterrizar constantemente en suelo marciano.

Con un peso de unos 240 kilogramos, el rover, que aún no se ha nombrado, tiene seis ruedas y cuatro paneles solares y podrá moverse 200 metros por hora en Marte. Lleva seis instrumentos científicos, incluida una cámara multiespectral, un radar de penetración en el suelo y un dispositivo de medición meteorológica, y se espera que funcione en el planeta durante unos tres meses. Si la máquina altamente autónoma funciona bien, se convertirá en el quinto rover desplegado en Marte, después de cuatro de los Estados Unidos. Mientras tanto, el orbitador continuará dando vueltas alrededor del planeta rojo para tareas de mapeo y medición con siete aparatos científicos, que incluyen un generador de imágenes de alta resolución y un magnetómetro. También transmitirá señales entre el control de tierra y el rover. El primer rover de Marte de China está programado para aterrizar en un sitio adecuado en la parte sur de la Utopía Planitia de Marte alrededor de mayo de 2021, dijo Liu Tongjie, portavoz de la misión Tianwen-1.

"Hemos realizado muchas pruebas y experimentos para verificar nuestros planes y equipos. También hemos preparado una vasta red terrestre para el seguimiento y control remoto del espacio profundo", dijo Liu, y agregó que sus ingenieros habían producido muchas emergencias. planes de respuesta para manejar escenarios inesperados.

Si Tianwen-1 puede cumplir sus tres objetivos: orbitar Marte para una observación exhaustiva, aterrizar en el planeta y recorrer su superficie para realizar operaciones científicas, "se convertirá en la primera expedición de Marte del mundo que logre los tres objetivos con una sola sonda", dijo Ye Peijian. un destacado científico de exploración del espacio profundo en la Academia de Tecnología Espacial de China. Antes de Tianwen 1, había habido 45 misiones de exploración de Marte desde octubre de 1960, cuando la ex Unión Soviética lanzó la primera nave espacial con destino a Marte del mundo, pero solo 17 se consideraron exitosas.

En el segundo paso del programa de exploración de Marte en China, una sonda más grande se lanzará hacia Marte alrededor de 2030, para tomar muestras que serán devueltas a la Tierra, dijeron funcionarios espaciales.

 

23 de julio de 2020, ya tenemos la segunda nave hacia Marte, China ha cumplido los pronósticos y hoy ha lanzado su Tianwen-1 en dirección al planeta rojo. Iniciando un viaje de casi siete meses, la nave espacial Tianwen-1 de China despegó del Centro de Lanzamiento Espacial Wenchang en la provincia meridional china de Hainan a las 04:41 GMT en la cima de un Larga Marcha 5, el lanzador más pesado de la agencia espacial China.

Las autoridades chinas levantaron el apagón de noticias del lanzamiento una vez que la segunda etapa del portador llevó a la nave a una trayectoria hacia Marte. La Administración Nacional del Espacio de China confirmó que el cohete Larga Marcha 5 colocó a Tianwen 1 en el rumbo apropiado hacia Marte unos 36 minutos después del lanzamiento.

Una vez que Emiratos Arabes Unidos (EAU) ha hecho el trabajo con su Hope y que China lo propio con su Tianwen-1, ahora solo falta que los Estados Unidos se unan al grupo con Perseverance, que tiene previsto su disparo para el 30 de julio. Luego, en febrero de 2021 las tres naves deberán finalizar su misión particular, de entrar en órbita marciana para las dos primeras y el aterrizaje para la China y la de la NASA.

 

22 de julio de 2020, toda la comunidad científica espacial está pendiente de las próximas horas, ha de ser el momento que China lance su Tianwen-1 hacia Marte. Si bien no se conoce exactamente la hora del disparo todo hace pensar que se ha de producir entre mañana o pasado, bien sea hora de China o el huso horario GMT.

Pero algo sí que ha trascendido, es el lugar de aterrizaje del rover que lleva este vehículo. El área de aterrizaje elegida es Utopía Planitia, una gran cuenca formada por un gran impacto en la historia de Marte que también fue la región donde aterrizó el aterrizador Viking 2 de la NASA en 1976. Según las áreas definidas en declaraciones anteriores sobre áreas de aterrizaje, China tenía aisló una porción de la vasta llanura como área de aterrizaje candidata, que se extiende desde Isidis Planitia hasta el gran volcán Elysium Mons.

La baja elevación del área significa que habrá más tiempo y atmósfera para que la nave espacial de entrada disminuya la velocidad y descienda con seguridad a la superficie. La latitud, entre aproximadamente 20º y 30º norte, también es adecuada para recibir suficiente luz solar para alimentar los aproximadamente 240 kilogramos del rover. La superficie relativamente lisa también será propicia para la circulación.

Se espera que el rover esté en funcionamiento durante unos 90 días marcianos, o soles, y es casi el doble de la masa del rover Yutu-2 de China, que se encuentra actualmente en su vigésimo día lunar en el lado opuesto de la luna. El orbitador Tianwen-1 proporcionará un enlace de comunicación de retransmisión al rover mientras realiza sus propias observaciones científicas durante un año marciano, según el documento. El orbitador operará en una órbita polar para mapear la morfología y la estructura geológica de Marte al mismo tiempo que usa el instrumento de radar de exploración del subsuelo en órbita de Marte, para investigar las características del suelo y la distribución del hielo de agua. También medirá la ionosfera y los campos electromagnéticos y gravitacionales.

El rover investigará las características del suelo superficial y la distribución del hielo de agua con su propio radar de exploración subsuperficial. También analizará la composición del material de la superficie y las características del clima y el ambiente marciano en la superficie.

Toda la nave espacial Tianwen-1 pesa alrededor de 5 toneladas métricas, totalmente alimentadas para su lanzamiento, según el resumen de la misión en Nature Astronomy. Suponiendo un lanzamiento exitoso este mes, la nave espacial entrará en órbita alrededor de Marte en febrero de 2021, eventualmente estableciéndose alrededor del planeta rojo que oscila entre 265 kilómetros y casi 12,000 kilómetros sobre los polos marcianos.

 

16 de julio de 2020, Tianwen 1, la sonda china de Marte ha sido transportada a la provincia de Hainan, donde se lanzará sobre su cohete portado en los próximos días, según la Academia de Tecnología Espacial de China. La academia dijo en un comunicado el martes que la nave espacial ahora se está preparando antes del lanzamiento en el Centro de Lanzamiento Espacial Wenchang en Wenchang antes de iniciar la primera exploración independiente de Marte en China sin dar más detalles.

El levantamiento del cohete de aproximadamente 878 toneladas métricas, el Larga Marcha 5, fue transferido verticalmente a su área de lanzamiento en el centro costero de lanzamiento de satélites de Wenchang el jueves por la noche. Los exámenes y pruebas finales se realizarán antes del lanzamiento, según los medios chinos. No se anunció una fecha de lanzamiento, en cambio, los informes indicaron que el despegue tendrá lugar entre finales de julio y principios de agosto. Los lanzamientos anteriores de un Larga Marcha 5 han tenido un período de seis días entre la puesta en la rampa y el lanzamiento. Esto sugiere que el lanzamiento ocurrirá alrededor del 23 de julio.

El Larga Marcha 5 se entregó en una plataforma de lanzamiento de aproximadamente 30 por 20 metros, con una torre umbilical de 70 metros de altura. El despliegue desde el edificio de montaje hasta el área de lanzamiento tomó dos horas de trabajo.

Esta será la cuarta misión del Larga Marcha 5. El segundo, en julio de 2017, falló debido a un problema con los motores de primera etapa del cohete. Esto dejó en tierra el lanzador durante más de 900 días mientras el problema estaba siendo aislado y abordado. La tercera misión en diciembre de 2019 fue un regreso al vuelo de alto riesgo, cuyo éxito despejó el camino para el lanzamiento de Tianwen-1. El Larga Marcha 5 es capaz de entregar 14 toneladas métricas a la órbita de transferencia geoestacionaria, 8.2 toneladas a la inyección trans-lunar, o 6 toneladas a la inyección trans-Marte. Tianwen-1 tiene una masa de alrededor de 5 toneladas.

La sonda viajará unos siete meses antes de llegar a Marte, que en el punto más alejado de su órbita está a unos 400 millones de kilómetros de la Tierra y 55 millones de kilómetros en el punto más cercano. El rover, que se espera se convierta en el séptimo del mundo en su tipo y el primero en Asia, tiene seis ruedas y cuatro paneles solares y lleva seis instrumentos científicos. Pesa más de 240 kilogramos y funcionará durante unos tres meses en el planeta, dijeron los diseñadores. El rover de energía solar es casi el doble de la masa de los rovers lunares "Yutu" de China. Llevará un radar de penetración en el suelo, una cámara multiespectral y un instrumento de espectroscopía de ruptura inducida por láser. Otras cargas útiles analizarán el clima y el entorno magnético. El rover intentará aterrizar en una sección sur de Utopía Planitia, donde está diseñado para operar durante 90 días en Marte.

En un segundo paso para el programa de exploración de Marte en China, una sonda más grande se lanzará hacia Marte alrededor de 2030 para tomar muestras y luego regresar a la Tierra, dijeron funcionarios espaciales.

 

1 de julio de 2020, El primer rover Marte de China debería lanzarse a finales de este mes, dijeron las autoridades el miércoles, mientras el país se apresura a alcanzar el dominio de Marte por parte de los Estados Unidos. El rover Tianwen-1 está programado para despegar desde la isla de Hainan, frente a la costa sur de China, entre el 20 y el 25 de julio, según el Centro de Lanzamiento de Satélites Xichang. Será la primera misión interplanetaria de China, y se llevará a cabo poco antes del próximo rover estadounidense, programado para lanzarse no antes del 30 de julio.

El sistema se llevará al espacio en un cohete Long March 5 y se espera que llegue a Marte en algún momento de febrero de 2021. China ha expandido enormemente su programa espacial en los últimos años para competir con Estados Unidos y Rusia, y tiene la ambición de poner a un hombre en la Luna.

 

29 de abril de 2020, China nombró a su primera misión interplanetaria independiente Tianwen-1, con la nave espacial combinada Orbitador de Marte y rover aparentemente avanzando hacia el lanzamiento en julio. El nombre y el logotipo de la misión se dieron a conocer en una ceremonia en línea de la Administración Nacional del Espacio de China para conmemorar el 50 aniversario del lanzamiento del primer satélite del país. El DFH-1 se lanzó en un cohete Larga Marcha 1 desde Jiuquan el 24 de abril de 1970, convirtiendo a China en el quinto país en lanzar un satélite de forma independiente.

Tianwen-1, que significa "Preguntas al cielo", está tomado del nombre de un poema de larga duración por Qu Yuan, un poeta nacido en el siglo IV a. C., según el ingeniero jefe de CNSA, Ge Xiaochun. El logotipo "Lanxingjiutian" incluye representaciones de la letra latina "c", que se refiere a China, la cooperación y la velocidad cósmica requerida para emprender la exploración planetaria. Otras misiones planetarias chinas también llevarán el nombre de Tianwen.

Se entiende que China está planeando una misión de retorno de muestras de Marte, un orbitador de Júpiter y está considerando posibles misiones a gigantes helados y espacio interestelar. También se propuso una misión conjunta de retorno de muestras de asteroides cerca de la Tierra y de encuentro de cometas.

Pocos detalles de la misión Tianwen-1 se han publicado hasta ahora. Se espera que la nave espacial Tianwen-1 tenga una masa total de alrededor de 5 Tm. Se espera el lanzamiento con un Larga Marcha 5B desde Wenchang a principios de la ventana de lanzamiento corta a Marte, que va desde finales de julio y principios de agosto. Los motores YF-77 de oxígeno líquido-hidrógeno líquido para el Larga Marcha 5B pasaron las pruebas en enero. Los mismos motores fueron la causa del fracaso del segundo lanzamiento de Long March 5 en 2017.

El lanzamiento de prueba del Larga Marcha 5B, actualmente esperado a principios de mayo, probablemente tendrá que tener éxito para que la misión Tianwen-1 continúe. Después de esa misión, los buques de carga Yuanwang-21 y 22 recogerán los componentes del Larga Marcha 5B para Tianwen-1 desde Tianjin, norte de China, para entregarlos a Wenchang en la isla sureña de Hainan.

El orbitador Tianwen-1 estará equipado con una cámara de alta resolución comparable a HiRISE a bordo del MRO (Mars Reconnaissance Orbiter) de Marte de la NASA. También lleva una cámara de resolución media, un radar subterráneo, un espectrómetro de mineralogía, analizadores de partículas neutrales y energéticos y un magnetómetro. El orbitador también jugará un papel de receptor-emisor para el rover de la misión. El rover de aproximadamente 240 kilogramos de energía solar es casi el doble de la masa de los rovers lunares Yutu de China. Llevará un radar que penetra en el suelo, una cámara multiespectral, un instrumento de espectroscopía de ruptura inducida por láser y cargas útiles para detectar el clima y el entorno magnético. El rover tiene una vida útil de diseño de misión de tres meses terrestres. El rover recibirá un nombre a través de una votación pública más cercana al lanzamiento.

China ha planeado dos áreas de aterrizaje, con un sitio de aterrizaje candidato en Utopía Planitia. Se entiende que la elipse de aterrizaje es de alrededor de 100 x 40 kilómetros. La selección del sitio fue impulsada por una variedad de factores, incluidas las limitaciones de ingeniería del sistema de vuelo y los desafíos de entrada, descenso y aterrizaje (EDL) en el planeta rojo, y los objetivos científicos de la misión. Se espera que la nave espacial Tianwen-1 llegue a Marte alrededor de febrero de 2021. Sin embargo, el intento de aterrizaje del rover puede no tener lugar de inmediato. Hay sugerencias de que el segmento de aterrizaje de la misión se llevará a cabo meses después, en abril. Esto permitiría el mapeo y la observación del sitio de aterrizaje, a pesar de la disponibilidad de imágenes de alta resolución de la NASA de HiRISE.

La misión Tianwen-1 se unirá al rover Perseverance de la NASA y al orbitador Hope Mars de los Emiratos Árabes Unidos, que esta semana se envió a su sitio de lanzamiento en Japón, en el lanzamiento durante la ventana de lanzamiento de Mars en julio-agosto. El rover Rosalind Franklin de ExoMars 2020 de la ESA se ha retrasado hasta la próxima oportunidad en 2022.

 

 

13 de febrero de 2020, es muy posible que en su camino a Marte, la nave y rover Perseverance tenga no solo un acompañante, el EMM de Emiratos Arabes Unidos (EAU), sino dos. Efectivamente China ha manifestado su interés de lanzar hacia el planeta rojo su primer ingenio espacial. Huoxing 1 , que es su nombre, depende de los resultados del nuevo cohete portador chino, y su intención en enviar a Marte un Orbiter que portará la cápsula de descenso con una plataforma y un pequeño rover.

En verdad, no es la primera nave china hacia Marte, ya que en 2011 despegó la pequeña Yinghuo 1 junto con la malograda sonda rusa Phobos-Grunt, pero, si todo sale bien, será la primera sonda china en llegar al planeta rojo. Lo realmente sorprendente es que, a pesar de ser el primer intento real de China de alcanzar Marte, la misión incluye un orbitador y un rover que aterrizará suavemente dentro de una cápsula de descenso. La misión ha sido bautizada como Huoxing 1, que realmente tampoco es que sea un nombre muy original, ya que Huoxing («astro de fuego») significa precisamente «Marte» en mandarín.

A pesar de que conocemos el diseño general de la sonda desde 2016, hemos tenido que esperar hasta hoy para ver por primera vez la sonda ya ensamblada. En las imágenes, sacadas de un vídeo promocional, vemos a la Huoxing 1 siendo introducida en una cámara de vacío para las pruebas de estanqueidad y aguante a los extremos térmicos. La sonda está dividida en dos partes: el orbitador y la cápsula de descenso con la plataforma de aterrizaje en la que viaja el rover. Los dos elementos llevan un total de doce instrumentos científicos. El orbitador incluye una cámara de media resolución (100 m/pixel) y una de alta resolución (10 m/pixel en color y de 2,5 a 0,5 m/pixel en blanco y negro). El georadar de penetración de tierra podrá obtener imágenes a unos 400 m debajo de la superficie marciana.

Además el orbitador lleva un magnetómetro, un radar para explorar el subsuelo, un espectrómetro infrarrojo y un sensor de partículas cargadas y neutras. Por su parte, el rover llevaría una cámara a color (9 filtros y un sensor de 2048 x 2048 píxeles), un radar basado en el que han llevado los dos rovers lunares Yutu y Yutu 2, un espectrómetro láser (LIBS), un espectrómetro infrarrojo, una estación meteorológica, un magnetómetro y un microscopio. Huoxing 1 debe despegar entre el 23 de julio y el 8 de agosto de 2020 mediante un cohete Larga Marcha CZ-5. Después de los problemas experimentados por este lanzador, el más potente disponible en China, Huoxing 1 despegará mediante el tercer CZ-5 tras la vuelta al servicio de este cohete, aunque solo será la segunda misión de la versión CZ-5. Por lo tanto, es posible que el lanzamiento de Huoxing 1 se retrase si la próxima misión del CZ-5 no es un éxito rotundo.

La sonda tiene una masa total de cerca de 5 toneladas, mientras que el rover, basado en el diseño de Yutu y Yutu 2, tiene una masa de 200 kg y unas dimensiones de 2 x 1,65 x 0,8 metros. La sonda se situará primero en órbita marciana antes de soltar la cápsula con el rover, una técnica similar a la empleada por las misiones Viking de la NASA en los años 70. La misión primaria del rover debe durar 90 días. Después, el orbitador maniobrará para situarse en una órbita científica menos excéntrica.

El rover estará alimentado por paneles solares, sondeará el terreno con radar, realizará análisis químicos en el suelo y buscará biomoléculas y biofirmas. Las principales prioridades de la misión incluyen encontrar vida tanto actual como antigua, evaluar la superficie y el medioambiente del planeta. Las exploraciones solitarias y conjuntas del orbitador y rover de Marte producirán mapas de la topografía de la superficie marciana, características del suelo, composición del material, hielo de agua, atmósfera, campo ionosférico y se recopilarán otros datos científicos.

La nave espacial está siendo desarrollada por la Corporación de Ciencia y Tecnología Aeroespacial de China (CASC), y gestionada por el National Space Science Centre (NSSC) en Beijing. Con esta misión a Marte se pretende demostrar que poseen la tecnología necesaria para realizar una misión de retorno de muestras de Marte propuesta para la década de 2030. El módulo de aterrizaje que transporta el rover utilizará un paracaídas, retrocohetes y bolsas de aire para lograr el aterrizaje.

Por lo tanto, y como he dicho, 2020 será el año de Marte. Recordemos que, además de Huoxing 1, este año despegará el rover Mars Rover 2020 y la misión europea ExoMars 2020 (si los paracaídas se lo permiten). Mirando al futuro, China quiere traer muestras del planeta rojo en 2030, un objetivo altamente ambicioso que requiere del éxito de la misión Huoxing 1, para que se pueda llevar a cabo en los plazos previstos. Huoxing 1 es un ejemplo del enorme progreso del programa espacial chino. La primera sonda espacial china, la Chang’e 1, despegó en 2007 con un diseño relativamente modesto. Trece años más tarde, el gigante asiático pretende lanzar un orbitador y un rover a Marte al primer intento. No está nada mal.

 

 

PROYECTO TIANWEN-1

 

Primero fue la antigua Union Soviética, ahora Rusia, después los Estados Unidos, en tercera posición hay que añadir a la India con su MOM (Mars Orbiter Mission), y según todos los indicios China está preparando su primera misión hacia, no solo la órbita marciana sino que también intentará descender un rover.

Debido que Marte es solo accesible de forma económica cada 26 meses, este año 2020 es uno de ellos, si se cumplen los planes, además de China, también los Estados Unidos con su Perseverance llegará al Dios de la Guerra, y muy posiblemente y por primera vez en la historia los Emiratos Arabes Unidos (EAU), estos últimos tienen previsto disparar una nave orbital con la ayuda de un portador japonés. Todos los disparos se han de producir entre la segunda quincena de julio y la primera de agosto, por lo tanto la autopista Tierra-Marte estará muy concurrida para llevar naves espaciales, las cuales tendrán una fecha de llegada del primer trimestre de 2021.

Dicho de otro modo, la cuarta posición en la llegada de países a Marte se lo han de disputar China y los Emiratos Arabes Unidos (EAU). Esperemos que la información que llegue del país asiático sea mayor que la recibida hasta el momento.

El programa marciano de China se inició en el año 2009 en asociación con Rusia. Sin embargo, la nave espacial rusa Phobos-Grunt con un satélite chino Yinghuo-1 falló el 9 de noviembre de 2011, después del despegue. Tras eso, China comenzó su propio proyecto de explorar Marte.

La nave espacial está siendo desarrollada por la Corporación de Ciencia y Tecnología Aeroespacial de China (中國航天科技集團公司) (CASC), y gestionada por el National Space Science Centre (NSSC) en Beijing.​ Con esta misión a Marte se pretende demostrar que poseen la tecnología necesaria para realizar una misión de retorno de muestras de Marte propuesta para la década de 2030. El módulo de aterrizaje que transporta el rover utilizará un paracaídas, retrocohetes y bolsas de aire para lograr el aterrizaje.

Las principales prioridades de la misión incluyen encontrar vida tanto actual como antigua, evaluar la superficie y el medioambiente del planeta. Las exploraciones solitarias y conjuntas del orbitador y rover de Marte producirán mapas de la topografía de la superficie marciana, características del suelo, composición del material, hielo de agua, atmósfera, campo ionosférico y se recopilarán otros datos científicos.

Se han realizado diversos aterrizajes simulados para los preparativos de la misión en Instituto de Mecánica Espacial y Electricidad de Beijing. A finales de 2019, el Instituto de Propulsión Aeroespacial de Xi'an, una subsidiaria de CASC, declaró que el rendimiento y el control del sistema de propulsión de la futura nave espacial se habían verificado y habían superado todas las pruebas previas al vuelo necesarias, incluidas las pruebas de vuelo estacionario, sistema para evitar riesgos, desaceleración y aterrizaje. El componente principal del sistema de propulsión del módulo de aterrizaje consiste en un solo motor que proporciona 7,500 Newton de empuje. El sistema de paracaídas supersónico de la nave espacial también se había probado con éxito anteriormente.

El Orbiter del módulo de aterrizaje y el rover llevarán en total 13 cargas (teóricamente) consistentes en:​​​

Orbitador

  • Cámara de resolución media (MRC) con una resolución de 100 m desde una órbita de 400 km.​
  • Cámara de alta resolución (HRC) con una resolución de 2 m desde una órbita de 400 km.​
  • Magnetómetro de Marte (MM).
  • Espectrómetro de minerales de Marte (MMS), para determinar la composición elemental
  • Orbiter Radar Subsuperficial (OSR).
  • Analizador de partículas de iones y neutro de Marte (MINPA).

 

Rover

  • Radar de penetración en el suelo (GPR), para obtener una imagen de unos 100 m (330 pies) debajo de la superficie marciana.​
  • Detector de campo magnético de superficie de Marte (MSMFD).
  • Instrumento de Medición Meteorológica de Marte (MMMI).
  • Detector de compuestos de superficie de Marte (MSCD).
  • Cámara multiespectro (MSC).
  • Cámara de navegación y topografía (NTC). ​