LA  CONQUISTA DEL ESPACIO un trabajo de José Oliver Sinca

   MISION: JUNO A JUPITER

STATUS:

EN CURSO

Inicio V. Tripulados OSIRIS-REx InSight ExoMars Hayabusa2/Akatsuki Juno
Mangalyaan Dawn MAVEN New Horizons Curiosity Opportunity MRO
Mars Express Desarrollo Historia        
Jose Oliver ENCICLOPEDIA DE LA ASTRONAUTICA  

                             

JUNO, JÚPITER A TRAVÉS DE LAS NUBES (DESARROLLO DE LA MISION)

 

IR A DESCRIPCION DE LA MISION

 

9 de septiembre de 2017, la sonda espacial Juno de la NASA tuvo su séptimo vuelo científico sobre las nubes de Júpiter el viernes 1 de septiembre a las 21:49 UTC, llegando tan cerca como 3.500 kilómetros a las nubes coloridas del planeta. Acelerando a Júpiter de norte a sur, Juno tenía su cámara, espectrómetros, sensores de partículas e instrumentos de penetración de nubes en funcionamiento para sondear la densa atmósfera de Júpiter mientras pasaba.

El instrumento JunoCam de la nave espacial, no directamente considerado parte de la carga útil científica, entregó una serie de imágenes de este último paso. Las imágenes de JunoCam en su forma raw se publican en el sitio web del proyecto para que los científicos y  ciudadanos apliquen sus talentos en forma de costura, zoom, contraste y color de calibración para sacar el mejor detalle en las imágenes tentadoras, un concepto que ha funcionado muy bien para esta misión y es probable que encuentre su camino en varias misiones en el futuro no muy lejano de la NASA.

Después de su afeitado cerca de Júpiter, Juno vuelve a salir a una distancia de unos ocho millones de kilómetros, recolectando los datos recogidos en el último pasaje científico y ajustando ligeramente su órbita para establecer la longitud del siguiente encuentro cercano. El próximo perijove, el noveno, ocurrirá el 24 de octubre con acercamiento más cercano a las 17:43 GMT(Greenwich Mean Time) a una distancia de 3.500 Kilómetros.

De izquierda a derecha, aparece la secuencia de imágenes tomadas el 1 de septiembre de 2017, la nave espacial osciló entre 12.143 a 22.908 kilómetros de las cimas de las nubes del planeta a una latitud de -28.5406 a -44.4912º.

 

6 de septiembre de 2017, como nos podemos suponer se ha producido el esperado perijove8 sobre las nubes de Júpiter, por parte de la nave Juno. En esta ocasión los datos recibidos no solo han sido las típicas fotografías, sino que además los científicos han podido analizar y estudiar fenómenos que se producen en la atmósfera del planeta.

Los científicos de la misión Juno de la NASA han observado cantidades masivas de energía girando sobre las regiones polares de Júpiter, que contribuyen a las poderosas auroras del planeta gigante, pero no de la manera que los investigadores esperaban.

Un equipo liderado por Barry Mauk, del Laboratorio de Física Aplicada de la Universidad Johns Hopkins, en Laurel, Maryland, observó firmas de poderosos potenciales eléctricos, alineadas con el campo magnético de Júpiter, que aceleran los electrones hacia la atmósfera Joviana con energías de hasta 400.000 electrón voltios. Esto es 10 a 30 veces mayor que los potenciales aurorales más grandes observados en la Tierra, donde sólo varios miles de voltios son típicamente necesarios para generar las auroras más intensas, conocidas como auroras discretas, que se ven en lugares como Alaska y Canadá, el norte de Europa y muchas otras regiones polares del norte y el sur.

"En Júpiter, las auroras más brillantes son causadas por algún tipo de proceso de aceleración turbulenta que no entendemos muy bien", dijo Mauk, que lidera el equipo de investigación del JEDI (Júpiter Energetic particle Detector Instrument). "Hay indicios en nuestros últimos datos que indican que a medida que la densidad de potencia de la generación auroral se vuelve más fuerte, el proceso se vuelve inestable y un nuevo proceso de aceleración se hace cargo, pero tendremos que seguir buscando los datos".

 

31 de agosto de 2017, todo está preparado para el perijove8, es decir el séptimo de estudio de las nubes de Júpiter. El momento de la máxima aproximación será mañana día 1 de septiembre a las 21:49 GMT(Greenwich Mean Time). Según la órbita establecida la nave Juno pasará a 3.500 kilómetros sobre las capas altas de las nubes del planeta, Juno investigará bajo la oscurecida cubierta de nubes de Júpiter y estudiará sus auroras, para aprender más sobre los orígenes, la estructura, la atmósfera y la magnetosfera del planeta.

Gracias a las imágenes enviadas, especialistas de todo el mundo hacen sus ediciones personales de las espectaculares manchas que aparecen sobre la atmósfera de Júpiter, como muestra este tipo de collage.

 

12 de julio de 2017, tan solo hemos tenido que esperar 24 horas para poder apreciar las primeras imágenes de la Gran Mancha Roja de Júpiter, enviadas por la nave Juno después de su perijove número 7.

Las imágenes de la Gran Mancha Roja de Júpiter revelan un enredo de nubes oscuras y veteadas tejiendo su camino a través de un enorme óvalo carmesí. La cámara JunoCam a bordo de la misión Juno sacó fotos de la característica más emblemática del habitante planetario más grande del Sistema Solar durante su sobrevuelo del lunes-martes pasado. Las imágenes de la Gran Mancha Roja fueron desviadas de la memoria de la nave el martes y colocadas en el sitio de la misión JunoCam el miércoles por la mañana.

"Durante cientos de años los científicos han estado observando, preguntándose y teorizando sobre la Gran Mancha Roja de Júpiter", dijo Scott Bolton, investigador principal de Juno del Southwest Research Institute en San Antonio. "Ahora tenemos las mejores imágenes de esta tormenta icónica, nos tomará algún tiempo analizar todos los datos no sólo de JunoCam, sino de los ocho instrumentos científicos de Juno, para arrojar alguna nueva luz sobre el pasado, el presente y el futuro del Gran Mancha Roja.".

"Estas imágenes tan esperadas de la Gran Mancha Roja de Júpiter son la tormenta perfecta del arte y la ciencia. Con datos de Voyager, Galileo, New Horizons, Hubble y ahora Juno, tenemos una mejor comprensión de la composición y evolución de este icónico”, Dijo Jim Green, director de ciencia planetaria de la NASA. "Estamos encantados de compartir la belleza y la emoción de la ciencia espacial con todos".

Observaciones anteriores de Juno de otras regiones muestran que "hay movimientos en profundidad en Júpiter ... que no esperábamos", dijo Bolton. "Incluso 50 kilómetros hacia abajo no parece estar comportándose de la manera que pensamos", dijo. "La mayoría de los científicos creían que tan pronto como la luz cae por debajo de las nubes iluminadas por el Sol y se mete en donde la luz del Sol no llega pensamos que todo sería un poco uniforme y aburrido. Y ese no es el caso. Vemos un poco de variabilidad". En cuanto hasta donde llega la profundidad de la Gran Mancha Roja, "nadie lo sabe", dijo Bolton. "Juno está equipado para ver debajo de las nubes", dijo. "Vamos a comparar cómo Júpiter se ve debajo de sus nubes en diferentes latitudes, con la parte justo sobre la Gran Mancha Roja y ver si se ve diferente. Miramos varios cientos de kilómetros abajo en este primer paso”.

Durante los pases futuros sobre la Gran Mancha Roja, Bolton dijo que Juno mapeará el campo gravitatorio debajo y alrededor de la tormenta para averiguar si podría haber una "masa" muy por debajo de las nubes que podrían desempeñar un papel en la persistencia de la tormenta.

"También veremos la dinámica y la belleza de la Gran Mancha Roja por primera vez", agregó. "Buscaremos relámpagos, señales de quizá nubes de agua o hielo de amoníaco que están por esta región, simplemente no sabemos qué esperar. Y una de las cosas que he aprendido de Juno, no pensar demasiado en lo que va a descubrir”.

 

11 de julio de 2017, la misión Juno de la NASA completó su séptimo sobrevuelo cercano sobre Júpiter y su Gran Mancha Roja. Todos los instrumentos científicos de Juno y JunoCam de la nave espacial estaban operando durante el sobrevuelo, recopilando datos que ahora están siendo enviados a la Tierra. El próximo sobrevuelo, el PJ8 ocurrirá el 1 de septiembre.

La Gran Mancha Roja es una tormenta de 16.000 kilómetros de ancho que ha sido estudiada desde 1.830 y que posiblemente haya existido hace más de 350 años. En los tiempos modernos, la Gran Mancha Roja ha parecido estar encogiéndose.

Cuando Juno llegó a su séptimo perijove se encontraba a una altura de 3.500 kilómetros sobre las nubes de Júpiter, 11 minutos y 33 segundos más tarde y después de haber recorrido 39.771 kilómetros pasó justo por encima de la Gran Mancha Roja en ese momento su altura sobre la mitica característica del planeta era de 9.000 kilómetros.

 

2 de julio de 2017, quedan pocos días para el perijove7 de la nave Juno, será el día 11 para Europa (10 para los Estados Unidos), pero la trayectoria ya está planificada y en esta ocasión habrá un bonus especial para el vehículo.

Como siempre el paso sobre las nubes de Júpiter se realizará a una altura de 3.500 kilómetros, pero antes Juno sobrevolará la célebre Gran Mancha Roja del planeta a una altura de tan solo 9.000 kilómetros. Para este evento todos los instrumentos del ingenio están activados y preparados para obtener gran información científica de esta monstruosa tormenta de 16.000 kilómetros de diámetro.

Hemos de recordar que el 4 de julio se conmemora el primer año de Juno en órbita de Júpiter, durante estos 365 días el navío ha recorrido un total de 114.5 millones de kilómetros.

 

27 de junio de 2017, faltan algunos días para llegar al perijove 7 (PJ7-11 de julio) de la nave Juno, pero sus memorias están repletas de información de las últimas semanas que va enviando a la Tierra.

La imagen publicada en color mejorado de las bandas de nubes claras y oscuras de Júpiter fue creada por los científicos (amateurs) Gerald Eichstädt y Seán Doran usando datos de la cámara JunoCam de la nave espacial.

Tres de las tormentas ovaladas blancas conocidas como "Cadena de Perlas" son visibles cerca de la parte superior de la fotografía. Cada una de las bandas atmosféricas claras y oscuras alternas en esta imagen son más ancha que la Tierra, y cada una se mueve alrededor de Júpiter a cientos de kilómetros por hora. Las áreas más ligeras son regiones donde el gas está subiendo, y las bandas más oscuras son regiones donde el gas se hunde.

Juno adquirió la imagen el 19 de mayo de 2017, desde una altitud de unos 33.400 kilómetros por encima de las nubes de Júpiter.

 

25 de mayo de 2017, hasta la fecha lo que la nave Juno nos había aportado eran algunas fotografías y detalles científicos sin demasiada trascendencia, desde el punto de vista de la posible novedad, algo que no supiéramos desde hace décadas. Pero esto ha cambiado, días pasados se produjo una reunión de astrofísicos y se han publicado los mejores datos de Júpiter, jamás contados anteriormente.

Los primeros resultados científicos de la misión Juno en Júpiter representan el planeta más grande de nuestro Sistema Solar como un mundo complejo, gigantesco y turbulento, con ciclones polares de tamaño terrestre, sistemas de tormentas que penetran profundamente en el corazón del gigante gaseoso y un mamut , un campo magnético grumoso que puede indicar que se generó más cerca de la superficie del planeta de lo que se pensaba anteriormente.

"Estamos emocionados de compartir estos primeros descubrimientos, lo que nos ayuda a entender mejor lo que hace que Júpiter sea tan fascinante", dijo Diane Brown, ejecutiva del programa Juno en la sede de la NASA en Washington. "Fue un largo viaje para llegar a Júpiter, pero estos primeros resultados ya demuestran que valió la pena el viaje".

Entre los hallazgos que desafían los supuestos, son los proporcionados por la JunoCam. Las imágenes muestran que ambos polos de Júpiter están cubiertos por tormentas de tamaño natural que están densamente agrupadas y rozando juntas. "Estamos perplejos en cuanto a cómo podrían formarse, qué tan estable es la configuración y por qué el polo norte de Júpiter no se parece al polo sur", dijo Bolton. "Estamos cuestionando si se trata de un sistema dinámico, y estamos viendo sólo una etapa, y durante el próximo año, ¿vamos a verlo desaparecer, o es una configuración estable y estas tormentas están circulando unos alrededor de otros? "

Otra sorpresa viene del MWR (Microwave Radiometer), que muestra la radiación térmica de microondas de la atmósfera de Júpiter, desde la parte superior de las nubes de amoníaco hasta el fondo de su atmósfera. Los datos MWR indican que los cinturones y zonas icónicas de Júpiter son misteriosas, con el cinturón cerca del ecuador penetrando hasta el fondo, mientras que los cinturones y zonas en otras latitudes parecen evolucionar a otras estructuras. Los datos sugieren que el amoníaco es bastante variable y continúa aumentando siendo de unos cientos de kilómetros.

Antes de la misión Juno, se sabía que Júpiter tenía el campo magnético más intenso en el Sistema Solar. Las mediciones de la magnetosfera del planeta masivo, de la investigación del magnetómetro de Juno (MAG), indican que el campo magnético de Júpiter es incluso más fuerte que los modelos esperados, y la forma más irregular. Los datos del MAG indican que el campo magnético excedió en gran medida las expectativas en 7.766 Gauss, aproximadamente 10 veces más fuerte que el campo magnético más fuerte encontrado en la Tierra.

Juno también está diseñado para estudiar la magnetosfera polar y el origen de las poderosas auroras de Júpiter. Estas emisiones aurorales son causadas por partículas que recogen la energía, golpeando las moléculas atmosféricas. Las observaciones iniciales de Juno indican que el proceso parece funcionar de manera diferente en Júpiter que en la Tierra.

Gracias a los instrumentos de Juno hemos podido observar ciclones de 1.400 kilómetros de diámetro; las variaciones atmosféricas se observan hasta el límite de resolución del instrumento MWR (Microwave Radiometer) que es de 350 kilómetros; las auroras del polo sur se han podido grabar en función del tiempo de paso de la nave; se ha podido fotografiar el débil anillo de Júpiter, pero desde dentro, es decir desde el planeta hacia el universo.