LA  CONQUISTA DEL ESPACIO un trabajo de José Oliver Sinca

   MISION: JUNO A JUPITER

STATUS:

EN CURSO

Inicio V. Tripulados Mars Rover 2020 BepiColombo InSight OSIRIS-REx ExoMars
Hayabusa2/Akatsuki Juno Mangalyaan Dawn MAVEN New Horizons Curiosity
Opportunity MRO Mars Express Desarrollo Historia    
Jose Oliver ENCICLOPEDIA DE LA ASTRONAUTICA  

                             

JUNO, JÚPITER A TRAVÉS DE LAS NUBES (DESARROLLO DE LA MISION)

 

IR A DESCRIPCION DE LA MISION

 

10 de mayo de 2018, siguen llegando imágenes y composiciones de la atmósfera de Júpiter después del paso 12º de la nave Juno.

En esta ocasión se trata de la dinámica atmosférica del hemisferio norte de Júpiter, una tormenta anticiclónica de forma oval blanca llamada WS-4. La nave espacial Juno tomó esta imagen de color realzado el 1 de abril. En ese momento, la nave espacial estaba a 6.577 kilómetros de la parte superior de las nubes de Júpiter a 35.6º de latitud norte. Esta imagen fue creada por la científica ciudadana Emma Walimaki utilizando datos de la cámara JunoCam en la nave espacial Juno de la NASA.

 

11 de abril de 2018, por fin llega información de la nave Juno, y no las rutinarias imágenes de los perijove oportunos.

La misión Juno de la NASA ofrece un recorrido por infrarrojos del Polo Norte de Júpiter, esta imagen tridimensional infrarroja del polo norte de Júpiter se obtuvo a partir de los datos recopilados por el instrumento Jovian Infrared Auroral Mapper (JIRAM) a bordo de la nave espacial Juno. Los científicos que trabajan en la misión Juno compartieron una película infrarroja tridimensional que muestra ciclones densamente empaquetados y anticiclones que impregnan las regiones polares del planeta, y la primera vista detallada de una dínamo o motor que impulsa el campo magnético de cualquier planeta más allá de la Tierra. Esos son algunos de los elementos presentados durante la Asamblea General de la Unión Europea de Geociencias en Viena, Austria, el miércoles 11 de abril.

En la imagen, las áreas amarillas son más cálidas (o más profundas en la atmósfera de Júpiter) y las áreas oscuras son más frías (o más altas en la atmósfera de Júpiter). En esta imagen, la "temperatura de brillo" más alta es de alrededor de 260 K (alrededor de -13ºC) y la más baja alrededor de 190 K (aproximadamente -83ºC). La "temperatura de brillo" es una medida de la radiación, a 5 μm, viajando hacia arriba desde la parte superior de la atmósfera hacia Juno, expresada en unidades de temperatura.

El instrumento explora la capa de clima entre 50 a 70 kilómetros por debajo de las nubes de Júpiter. Las imágenes ayudarán al equipo a entender las fuerzas que actúan: un polo norte dominado por un ciclón central rodeado por ocho ciclones circumpolares con diámetros que van desde los 4,000 a 4,600 kilómetros.

La misión Juno ha proporcionado la primera vista de la dínamo, o motor, que alimenta el campo magnético de Júpiter. El nuevo retrato global revela irregularidades inesperadas y regiones de sorprendente intensidad de campo magnético. Las áreas rojas muestran dónde emergen las líneas de campo magnético del planeta, mientras que las áreas azules muestran dónde regresan. A medida que Juno continúa su misión, mejorará nuestra comprensión del complejo entorno magnético de Júpiter.

"Antes de Juno, no podíamos distinguir entre los modelos extremos de la rotación interior de Júpiter, que encajaban con los datos recopilados por las observaciones basadas en la Tierra y otras misiones espaciales profundas", dijo Tristan Guillot, un co-investigador de Juno de la Université Côte d'Azur, Niza, Francia. “Pero Juno es diferente: orbita el planeta de polo a polo y se acerca a Júpiter más que cualquier otra nave espacial. Gracias al increíble aumento en la precisión que traen los datos de gravedad de Juno, esencialmente hemos resuelto el problema de cómo Júpiter el interior gira: las zonas y cinturones que vemos en la atmósfera que giran a diferentes velocidades se extienden a aproximadamente 3.000 kilómetros”.

Juno ha registrado casi 200 millones de kilómetros para completar esos 11 pases de ciencias desde que entró a la órbita de Júpiter el 4 de julio de 2016. El 12º pase de ciencias (perijove número 13) de Juno será el 24 de mayo.

 

 

4 de abril de 2018, el pasado día 1 de este mes de abril se produjo el duodécimo acercamiento de la nave Juno sobre las nubes de Júpiter, de nuevo se pudieron observar espectaculares torbellino, huracanes y movimiento de la capa gaseosa del planeta. Recordemos que este acercamiento es el undécimo con capacidad de obtener resultados científicos.

En su paso sobre el hemisferio sur la nave logró obtener intricados patrones de la evolución de la atmósfera de Júpiter, así como también nuevas exposiciones de la Gran Mancha Roja. 

 

22 de marzo de 2018, estas imágenes de la nave espacial Juno están tomadas con una separación de 12 minutos, que captura claramente el movimiento de las tormentas en el hemisferio sur de Júpiter.

La nave espacial Juno tomó estas imágenes durante su décimo acercamiento del planeta gigante gaseoso el 16 de diciembre de 2017. En ese momento, la nave espacial estaba a unos 13.604 kilómetros y 30.970 kilómetros desde la parte superior de las nubes sobre el planeta, con las imágenes centradas en las latitudes meridionales de 27.96º y 49.91º.

Las fotografías revelan el movimiento ciclónico del Fantasma STB, una gran característica alargada en el cinturón templado del sur de Júpiter. Esta característica se alarga en la dirección este-oeste y se encuentra cerca del centro en estas imágenes.

 

7 de marzo de 2018,  esta imagen generada por computadora muestra la estructura del patrón ciclónico observado sobre el polo sur de Júpiter. Al igual que en el norte, el polo sur de Júpiter también contiene un ciclón central, pero está rodeado por cinco ciclones con diámetros que van desde 5,600 a 7,000 kilómetros de diámetro. Casi todos los ciclones polares (en ambos polos) están tan densamente empaquetados, que sus brazos espirales entran en contacto con los ciclones adyacentes. Sin embargo, por muy espaciados que estén los ciclones, se han mantenido distintos, con morfologías individuales durante los siete meses de observaciones detallados en el documento.

Los datos utilizados para generar esta imagen fueron recolectados por el instrumento Jovian Infrared Auroral Mapper (JIRAM) a bordo de la nave espacial Juno durante el cuarto paso de Juno sobre Júpiter el 2 de febrero de 2017. JIRAM puede recolectar imágenes en longitudes de onda infrarrojas de alrededor de 5 μm al medir la intensidad del calor que sale del planeta. El calor del planeta se irradia al espacio y se llama resplandor, esta imagen es una mejora de la imagen original de JIRAM. Para dar a la imagen una forma 3-D, la mejora parte de la idea de que la luminosidad tiene su valor más alto donde no hay nubes y JIRAM puede ver más profundamente en la atmósfera. En consecuencia, todas las otras áreas de la imagen están sombreadas originalmente por nubes de diferentes espesores. Luego, para crear estas imágenes, los originales se han invertido para dar a las nubes más gruesas el color blanquecino y la tercera dimensión que vemos con las nubes normales aquí en la atmósfera de la Tierra.

JIRAM recopila datos en infrarrojo, y los colores en este compuesto representan calor radiante: las nubes amarillas (más delgadas) tienen alrededor de -13ºC en temperatura de brillo y el rojo oscuro (más grueso) alrededor de -83ºC.

Los datos recopilados por la misión Juno de la NASA a Júpiter indican que los vientos atmosféricos del planeta gigante gaseoso corren a lo profundo de su atmósfera y duran más que los procesos atmosféricos similares que se encuentran aquí en la Tierra. Los hallazgos mejorarán la comprensión de la estructura interior de Júpiter, la masa del núcleo y, finalmente, su origen.

El resultado fue una sorpresa para el equipo de científicos de Juno porque indicaba que la capa de clima de Júpiter era más masiva, extendiéndose mucho más profundo de lo que se esperaba. La capa meteorológica de Júpiter, desde su máxima altura hasta una profundidad de 3,000 kilómetros, contiene alrededor del uno por ciento de la masa de Júpiter (alrededor de 3 masas terrestres).

 

 

22 de febrero de 2018, la JPL (Jet Propulsion Laboratory) ha publicado una secuencia de fotografías de JunoCam cuando el pasado día 7 de este mes sobrevoló por undécima ocasión el gigante gaseoso. En las imágenes se pueden observar los distintos patrones de nubes cuando el ingenio estaba en el hemisferio sur.

La nave Juno tomó la secuencia de imágenes, mejoradas de color, entre las 15:21 y 16:01 GMT. En ese momento, la nave espacial estaba entre los 137,264 a 200,937 kilómetros sobre la parte superior de las nubes del planeta, con las imágenes centradas en latitudes de 84.1º a 75.5º de latitud sur.

A primera vista, la serie podría parecer ser la misma imagen repetida. Pero una inspección más cercana revela ligeros cambios, que se notan más fácilmente al comparar la imagen más a la izquierda con la imagen más a la derecha. El científico Gerald Eichstädt procesó esta imagen usando datos de la cámara JunoCam, dentro del concurso de imágenes mejoradas por amateurs sobre las enviadas por el navío.

 

7 de febrero de 2018, la nave espacial Juno ha cumplido su 11 perijove a Júpiter, el decimo de ciencia realizado. Hoy el navío de la JPL (Jet Propulsion Laboratory) ha sobrevolado las nubes del planeta a una altura de 3.500 kilómetros, teniendo activados todos sus instrumentos y remitiendo los datos a la Tierra mediante Banda-X y Banda-Ka.

Como sabemos en los próximos días y semanas se irán recibiendo imágenes de este perijove, no obstante ya se han hecho públicas las primeras fotografías. También estamos a la espera de otros datos científicos, como pueden ser los descubrimientos de la baja atmósfera, cinturones de radiación y dinámica atmosférica.

 

29 de enero de 2017, la nave Juno está inmersa en su 11ª órbita alrededor de Júpiter, su perijove 11 se completará el próximo 7 de febrero, volviendo a surcar las capas altas de la atmósfera del planeta.

Mientras que los sensores científicos de Juno estudian los cinturones de radiación de Júpiter, miden su campo magnético y su par dentro de la atmósfera del gigante gaseoso, una cámara a bordo de la sonda alimentada con energía solar emite coloridas imágenes de los complejos patrones climáticos.

Júpiter es tan grande que 11 diámetros terrestres podrían caber dentro del disco del planeta, y la inmensa gravedad de Júpiter atrae a Juno a una velocidad de casi 58 Km/s, en cada acercamiento, que ocurre cada 53 días.

"Juno descubrió que las raíces de la Gran Mancha Roja son de 50 a 100 veces más profundas que los océanos de la Tierra y más cálidas en la base que en la cima", dijo Andy Ingersoll, profesor de ciencia planetaria en Caltech y co-investigador de Juno, en un comunicado de prensa anunciando los últimos hallazgos en diciembre. "Los vientos están asociados con las diferencias de temperatura, y la calidez de la base del lugar explica los vientos feroces que vemos en la parte superior de la atmósfera".

La fase de investigación primaria de Júpiter de la nave espacial finalizará en julio con la con la culminación de su decimocuarto perijove desde su llegada. Ese encuentro será el duodécimo sobrevuelo de acercamiento que la sonda realizará en modo de ciencia completa, pues se descuenta el primero de acercamiento y el segundo. Los científicos planean proponer extender la misión de Juno en Júpiter más allá de julio, y la NASA decidirá formalmente en los próximos meses si aprobará fondos adicionales para continuar operando en ese lugar del Sistema Solar.

 

19 de diciembre de 2017, tal y como se adelantó, el pasado 16 de diciembre se produjo el décimo paso sobre las nubes de Júpiter o Perijove10, en el caso de obtener ciencia es el noveno.

Como siempre y debido al ratio de transmisiones de datos, lo primero que nos llegan son imágenes de la JunoCam y que posteriormente se retocan por astrónomos para resaltar los detalles de la atmósfera del planeta. Esperaremos varios días para conocer si la JPL (Jet Propulsion Laboratory) publica detalles de otras investigaciones de la nave.

 

12 de diciembre de 2017, cuando restan cuatro días para que se produzca el perijove 10, es decir el noveno encuentro científico de la nave Juno con las capas altas de las nubes de Júpiter, la NASA ha publicado más descubrimientos de las anteriores aproximaciones.

Los datos recopilados por la nave espacial Juno durante su primer pase sobre la Gran Mancha Roja de Júpiter en julio de 2017 indican que esta característica icónica penetra bien debajo de las nubes. Otras revelaciones de la misión incluyen que Júpiter tiene dos zonas de radiación previamente inexploradas.

"Una de las preguntas más básicas sobre la Gran Mancha Roja de Júpiter es: ¿qué tan profundas son las raíces?", dijo Scott Bolton, investigador principal de Juno del Southwest Research Institute en San Antonio. "Los datos de Juno indican que la tormenta más famosa del Sistema Solar tiene casi una Tierra y media de ancho, y tiene raíces que penetran unos 300 kilómetros en la atmósfera del planeta".

El instrumento científico responsable de esta revelación en profundidad fue el radiómetro MWR (Microwave Radiometer). "El radiómetro de microondas Juno tiene la capacidad única de mirar profundamente por debajo de las nubes de Júpiter", dijo Michael Janssen, co-investigador de Juno de la JPL.

"Juno descubrió que las raíces de la Gran Mancha Roja son de 50 a 100 veces más profundas que los océanos de la Tierra y más cálidas en la base que en la cima", dijo Andy Ingersoll, profesor de ciencia planetaria en Caltech. "Los vientos están asociados con las diferencias de temperatura, y la calidez de la base del lugar explica los vientos feroces que vemos en la parte superior de la atmósfera"

                                                    

Juno también ha detectado una nueva zona de radiación, justo encima de la atmósfera del gigante gaseoso, cerca del ecuador. La zona incluye hidrógeno enérgico, oxígeno e iones de azufre moviéndose a una velocidad casi liviana. La nueva zona fue identificada por la investigación del Instrumento JEDI (Júpiter Energetic particle Detector Instrument). Se cree que las partículas derivan de átomos neutros energéticos (iones de movimiento rápido sin carga eléctrica) creados en el gas alrededor de las lunas Io e Europa. Los átomos neutros se convierten en iones cuando sus electrones son eliminados por la interacción con la atmósfera superior de Júpiter.

Juno también encontró firmas de una población de iones pesados ​​de alta energía dentro de los bordes internos del cinturón de radiación de electrones relativista de Júpiter, una región dominada por electrones que se mueven cerca de la velocidad de la luz. Las firmas se observan durante los encuentros de alta latitud de Juno con el cinturón de electrones, en regiones nunca exploradas por naves espaciales anteriores. El origen y la especie exacta de estas partículas aún no se comprende. La cámara Stellar Reference Unit (SRU-1) detecta las firmas de esta población como firmas de ruido extremadamente altas en imágenes recopiladas por la investigación de monitoreo de radiación de la misión.

 

2 de diciembre de 2017, la nave espacial Juno capturó esta imagen cuando la nave espacial estaba a solo 18.906 kilómetros de las nubes de Júpiter, aproximadamente a la distancia entre Nueva York y Perth, Australia. La imagen de color mejorado, que captura un sistema de nubes en el hemisferio norte de Júpiter, fue tomada el 24 de octubre de 2017, cuando Juno estaba en una latitud de 57.57º (casi tres quintas partes desde el ecuador de Júpiter hasta su polo norte) y realizando su noveno sobrevuelo cercano al planeta gigante gaseoso. La escala espacial, o resolución, en esta imagen es 12.5 Km/píxel.

Debido al ángulo de Juno-Júpiter-Sol cuando la nave espacial capturó esta imagen, las nubes de mayor altitud se pueden ver proyectando sombras en su entorno. El comportamiento es más fácilmente observable en las regiones más blancas de la imagen, pero también en algunos puntos aislados en las áreas inferior y derecha de la imagen.

 

16 de noviembre de 2017, esta imagen mejorada en color de una tormenta masiva y violenta en el hemisferio norte de Júpiter fue capturada por la nave espacial Juno durante su noveno sobrevuelo cercano al planeta gigante gaseoso.

La imagen fue tomada el 24 de octubre de 2017 en el momento de captar la exposición el vehículo se encontraba a 10,108 kilómetros de la parte superior de las nubes de Júpiter a una latitud de 41,84º. La escala espacial en esta imagen es de 6.7 Km/píxel.

La tormenta está girando en sentido contrario a las agujas del reloj con una gran variedad de altitudes de nubes. Se espera que las nubes más oscuras sean más profundas en la atmósfera que las nubes más brillantes. Dentro de algunos de los "brazos" brillantes de esta tormenta, se pueden ver nubes más pequeñas y bancos de nubes, algunas de las cuales proyectan sombras en el lado derecho de esta imagen (la luz del Sol proviene de la izquierda). Las nubes brillantes y sus sombras van desde aproximadamente 7 a 12 kilómetros de ancho y largo respectivamente. Estos parecen similares a las nubes pequeñas en otras regiones brillantes que Juno ha detectado, y se espera que sean corrientes ascendentes de cristales de hielo de amoníaco, posiblemente mezclados con hielo de agua.

 

10 de noviembre de 2017, podemos observar el hemisferio sur de Júpiter con hermosos detalles en esta nueva imagen tomada por la nave espacial Juno de la NASA. La vista de color mejorado captura uno de los óvalos blancos en la "Cadena de perlas", una de las ocho tormentas rotatorias masivas a 40º de latitud sur en el planeta gigante gaseoso.

La imagen fue tomada el 24 de octubre, cuando Juno realizó su noveno sobrevuelo cercano a Júpiter. En el momento en que se tomó la imagen, la nave espacial estaba a 33.115 kilómetros sobre la parte superior de las nubes del planeta a una latitud de -52,96º. La resolución en esta imagen es 22.3 Km/píxel.

                                                                                             

 

7 de noviembre de 2017, han pasado varios días desde que la JPL (Jet Propulsion Laboratory) comunicó el positivo paso por el perijove novenos de la nave Juno y el octavo de ciencia. Como es de costumbre se han hecho públicas una serie de imágenes tomadas por la JunoCam, aunque ofrecen pocas novedades, es lo que tenemos hasta el momento. Recordemos que la cámara JunoCam no tiene en sí un gran valor científico, está en la nave para proporcionar a los editores de fotografías la posibilidad de modificar esas imágenes y presentarlas al público en general. Por lo tanto, estamos a la espera de que los distintos instrumentos del vehículo, especialmente los espectrómetros, remitan los datos y los científicos los hagan públicos después de haberlos analizado.

 

2 de noviembre de 2017, como sabíamos el pasado día 24 de octubre se produjo el noveno encuentro en el perijove de la nave Juno con Júpiter, debido a la conjunción solar ha sido imposible recibir los datos del evento a las pocas horas de producirse. Los datos devueltos martes 31 de octubre, indican que la nave espacial Juno de la NASA completó con éxito su sobrevuelo sobre las misteriosas las nubes de Júpiter. La confirmación se retrasó por varios días debido a la conjunción solar en Júpiter, lo que afectó las comunicaciones durante el días antes y después del sobrevuelo.

"Toda la ciencia recogida durante el sobrevuelo se guardó en la memoria de Juno hasta ayer, cuando Júpiter salió de conjunción solar", dijo el nuevo director del proyecto Juno, Ed Hirst, de la Jet Propulsion Laboratory. "Todos los instrumentos científicos y la JunoCam de la nave espacial estaban funcionando, y los nuevos datos ahora se están transmitiendo a la Tierra y se están entregando a las manos de nuestro equipo científico". El próximo sobrevuelo o PJ10 cercano de Juno y Júpiter ocurrirá el 16 de diciembre.

 

19 de octubre de 2017, mientras la nave Juno camina hacia su inexorable noveno perijove, aun está remitiendo imágenes de su paso por la periapsis anterior. En este caso nos muestra la luna de Júpiter Amalthea que arroja una sombra sobre el planeta gigante de gas en esta imagen capturada por la nave espacial Juno de la NASA. La forma alargada de la sombra es el resultado tanto de la ubicación de la luna en relación con Júpiter en esta imagen, como de la forma irregular de la luna misma. En el momento en que se tomó la imagen, la nave espacial estaba a 3,858 kilómetros de la parte superior de las nubes del planeta a una latitud de 17,6ºN.

Otra de las imágenes enviadas de este perijove era una exposición donde se puede observar al mismo Júpiter y dos de sus lunas más importantes Io y Europa. En el momento en que se tomó la imagen, la nave espacial estaba a unos 27.516 kilómetros sobre las nubes del planeta y en una posición de 49.37º S. Más cerca del planeta se encuentra Io visto desde una distancia de 481,000 kilómetros, con una resolución de 324 Km/píxel. En la distancia (a la izquierda), otra de las lunas galileas de Júpiter, Europa, es visible a una distancia de 730,000 kilómetros, con una resolución de 492 Km/píxel.

 

19 de septiembre de 2017, esta sorprendente imagen de Júpiter fue capturada por la nave espacial Juno de la NASA cuando realizó su octavo sobrevuelo del planeta gigante de gas.

La imagen fue tomada el 1 de septiembre de 2017 cuando Juno se encontraba a 7.776 kilómetros de las cimas de las nubes del planeta a una latitud de aproximadamente -17.4º.

El científico Gerald Eichstädt procesó la imagen usando datos de la cámara de imágenes JunoCam, los puntos de interés son "Whale's Tail" y "Dan's Spot", formaciones nubosas que han recibido estos epítetos.

 

 

9 de septiembre de 2017, la sonda espacial Juno de la NASA tuvo su séptimo vuelo científico sobre las nubes de Júpiter el viernes 1 de septiembre a las 21:49 UTC, llegando tan cerca como 3.500 kilómetros a las nubes coloridas del planeta. Acelerando a Júpiter de norte a sur, Juno tenía su cámara, espectrómetros, sensores de partículas e instrumentos de penetración de nubes en funcionamiento para sondear la densa atmósfera de Júpiter mientras pasaba.

El instrumento JunoCam de la nave espacial, no directamente considerado parte de la carga útil científica, entregó una serie de imágenes de este último paso. Las imágenes de JunoCam en su forma raw se publican en el sitio web del proyecto para que los científicos y  ciudadanos apliquen sus talentos en forma de costura, zoom, contraste y color de calibración para sacar el mejor detalle en las imágenes tentadoras, un concepto que ha funcionado muy bien para esta misión y es probable que encuentre su camino en varias misiones en el futuro no muy lejano de la NASA.

Después de su afeitado cerca de Júpiter, Juno vuelve a salir a una distancia de unos ocho millones de kilómetros, recolectando los datos recogidos en el último pasaje científico y ajustando ligeramente su órbita para establecer la longitud del siguiente encuentro cercano. El próximo perijove, el noveno, ocurrirá el 24 de octubre con acercamiento más cercano a las 17:43 GMT(Greenwich Mean Time) a una distancia de 3.500 Kilómetros.

De izquierda a derecha, aparece la secuencia de imágenes tomadas el 1 de septiembre de 2017, la nave espacial osciló entre 12.143 a 22.908 kilómetros de las cimas de las nubes del planeta a una latitud de -28.5406 a -44.4912º.