LA  CONQUISTA DEL ESPACIO un trabajo de José Oliver Sinca

ESTACION ESPACIAL + VUELOS TRIPULADOS

STATUS:

EN CURSO

Inicio V. Tripulados Mars Rover 2020 BepiColombo InSight OSIRIS-REx ExoMars
Hayabusa2/Akatsuki Juno Mangalyaan Dawn MAVEN New Horizons Curiosity
Opportunity MRO Mars Express Desarrollo Historia    
Jose Oliver ENCICLOPEDIA DE LA ASTRONAUTICA  

   

 OBRA FARAONICA EN ORBITA TERRESTRE

 

22 de enero de 2018, días intensos que se avecinan en la Estación Espacial, precisamente cuando se han cumplido los 7.000 días desde su construcción allá por el mes de noviembre de 1.998. Efectivamente, el pasado día 19 se cumple una aniversario muy especial para la I.S.S., después de más de 19 años en órbita, la obra faraónica jamás construida en el espacio sigue activa y, según parece, hasta bien entrada de la década del 2020 desde que el primer módulo Zarya fuera puesto en órbita por Rusia.

En esos días la actividad de la Expedición-54 se ha centrado, como siempre, en la experimentación científica dirigida hacia el estudio del sistema cardiovascular,  presión del cerebro, formación de cristales nuevos en microgravedad y al crecimiento de plantas. No obstante, frente a todos estos tipos de ensayos están las dos salidas al exterior por parte de tres astronautas.

Mañana está previsto que Mark Vande Hei y Scott Tingle se enfunden sus trajes espaciales para seguir con los trabajos de mantenimiento del LEE, es decir, el extremo del brazo robotizado Canadarm2 que hace meses daba problemas para coger cargas en órbita y se decidió a su actualización. Posteriormente, el lunes 29 de enero se hará lo mismo pero esta vez a Mark Vande Hei le acompañará el japonés del grupo Norishige Kamai.

Ahora una noticia poco habitual, tan solo se ha dado en menos de cuatro ocasiones desde el comienzo de la exploración del espacio, la NASA ha comunicado un cambio en la composición de uno de sus astronautas para ir hacia la Estación Espacial. En junio estaba previsto que la Expedición-56 partiera hacia la I.S.S. con la astronauta femenina Jeanette Epps, por causas que no están claras ha sido apartada de sus compañeros de vuelo y sustituida por otra fémina, Serena Auñon-Chancellor. Serena estaba como componente de la Expedición-58 para ser disparada en el mes de noviembre, pero ahora sabe que su debut espacial se ha adelantado unos meses.

13 de enero de 2018, esta última semana ha estado dedicada básicamente en la preparación de la vuelta a la Tierra de la nave de carga Dragón. Si bien se han seguido desarrollando experimentos dirigidos a conocer más sobre la resistencia humana en el espacio, los seis astronautas de la Expedición-54 han tenido que preparar la vuelta a la Tierra de 20 ratones en el interior de la SpX-13, que por cierto, será su segundo retorno después de que en mayo de 2015 hiciera su primer vuelo.

En esta ocasión las operaciones de separación de la Dragón del módulo Harmony se han hecho desde la superficie terrestre, pues la empresa SpaceX desde su sede en California ha maniobrado el brazo robotizado Canadarm2. Joe Acaba y Scott Tingle han estado visualizando los movimientos desde la cúpula de la misma Estación Espacial, para su intervención en caso de algún problema.

A parte de los 20 ratones, en el interior de la Dragón iban 1.850 kilogramos de material científico, incluyendo muestras de sangre y orina de los astronautas, trajes espaciales para su reparación y diversos dispositivos obsoletos. El amerizaje se ha producido a 625 kilómetros al oeste de la Baja California, en pleno Océano Pacífico. En próximo vuelo de reavituallamiento por parte de SpaceX está previsto para el 2 de abril de este mismo 2018.

 

8 de enero de 2018, las fiestas de fin de año y primero de 2018 han pasado también para los astronautas de la Expedición-54, por lo tanto han vuelto al trabajo.

Norishige Kamai se dedica a ejercitar sus piernas en la bicicleta estática, siendo controlado posteriormente para analizar cómo evoluciona su musculatura según el esfuerzo físico. Por su parte, Joe Acaba estudia la aplicación de hueso sintético en la dentadura, es algo esencial para los posibles problemas que surjan en vuelos de larga duración, por ejemplo a Marte.

En cuanto a operaciones exteriores hay que resaltar que la nave de carga Dragón está preparada para su vuelta a la Tierra el próximo 13 de enero. En estos últimos días y mediante el brazo robotizado Canadarm2 se ha vaciado de dispositivos la parte exterior de este navío, se han introducido en la zona presurizada de todos los experimentos finalizados, para que sean recuperados de las aguas del Océano Pacífico.

Por último he dejado una noticia que a mí personalmente me ha llenado de nostalgia, ha muerto John W. Young (87 años), legendario astronauta de la NASA y que en su momento ostentó el record de vuelos espaciales. En los años 60 voló dos veces en el proyecto Gemini, en los 70 dos ocasiones en las naves Apollo, con Apollo 16 pisó la Luna y también fue el comandante en dos ocasiones del Space Shuttle. Gracias a un programa radiofónico, en  1984 tuve la oportunidad de hacerle una entrevista en el Hotel Mindanao de Madrid, hombre serio, enjuto, pensador y muy comedido en sus respuestas. Al finalizar la entrevista y mientras caminábamos por las dependencias del hotel se me ocurrió hacer la siguiente pregunta: “¿Es difícil comandar el Columbia?”, su respuesta fue clara y concisa, “Después de tener miles de horas llevando cazas de guerra, NO”.

 

27 de diciembre de 2017, los seis astronautas han finalizado las fiestas de Navidad, como es habitual las agencias espaciales les han hecho llegar comida especial y una serie de regalos que estaban a bordo de la nave de carga Dragón-13.

Los que más trabajo tienen de los seis son los nuevos que han llegado al espacio hace apenas dos semanas, mientras se familiarizan con la Estación Espacial deben emprender los nuevos experimentos. También se está preparando la nave Dragón-13 para su retorno suave a la Tierra el próximo 13 de enero, para ello además de vaciar por completo la nave de carga ésta será cargada con los resultados de diversos experimentos y muestras de sangre, orina y saliva de los tripulantes. Como siempre el amerizaje se efectuará al oeste de la Baja California.

Al final de la jornada de hoy se ha procedido a la separación de la nave Progress-67 del módulo Zvezda después de estar acoplada a la I.S.S. durante 194 días. Antes de la separación los astronautas han llenado el navío ruso de todos los desechos y basura que no eran necesarios, para que se destruyeran al entrar en la atmósfera terrestre sobre el Océano Pacífico. La siguiente nave Progress prevista para ir hacia la Estación Espacial será lanzada el 11 de febrero de 2018 mediante la trayectoria exprés, es decir que en tan solo 6 horas o dos órbitas se acoplará a la base espacial.

 

19 de diciembre de 2017, la Expedición-54 esta al completo, cuando la nave Soyuz MS-07 sobrevolaba el sur de Italia sus 7.200 kilogramos se acoplaban al módulo Rassvet de la Estación Espacial. Minutos después se abrían las dos escotillas para que Anton Shkaplerov, veterano del espacio, se abrazara con sus compañeros. Poco después hacían lo mismo los dos novatos astronautas Norishige Kamai y Scott Tingle, por cierto, estas dos personas son el 561º y 562º humanos que han ido al espacio desde el comienzo de los vuelos fuera de nuestro planeta.

A partir de hoy esta Expedición-54 junto a la siguiente Expedición-55 deberán realizar hasta 320 experimentos y también están contempladas diversas salidas al exterior de la I.S.S., para labores de mantenimiento. Pero una de las primeras actividades de los seis astronautas es la de vaciar el módulo de abastecimiento Dragón, que recién llegado se encuentra acoplado al Harmony de la estación.

Por otro lado, hay que certificar la reentrada destructiva ayer de la nave de carga Cygnus OA-8, la que fue bautizada con el nombre del astronautas SS Eugene Cernan. Como se comentó en su momento, Cygnus una vez separado de la Estación Espacial se elevó 50 kilómetros sobre la órbita de la base tripulada, describiendo una trayectoria de 450 por 455 kilómetros, desde allí consiguió liberar 14 CubeSats y acto seguido encendió sus motores para dar por finalizada su andadura orbital de 36 días. La nave de la Orbital ATK entraba en la atmósfera de la Tierra para ser devorada por el rozamiento.

 

17 de diciembre de 2017, jornada repleta de acontecimientos referidos a la Estación Espacial, pero hay que ir por orden.

Cuando eran las 13:21 hora de Baikonur (07:21 GMT), la nave Soyuz MS-07 con Scott Tingle, Anton Shkaplerov y Norishige Kamai partía de la rampa de lanzamiento 1/5, también llamada “Salida de Gagarin” hacia la I.S.S., la temperatura en esa zona en el momento del lanzamiento era de -10ºC. Después de una puesta en órbita correcta la nave se situó en una órbita de 200 por 242 kilómetros con una inclinación respecto al ecuador de 51.67º, estos parámetros aseguran que en 48 horas los tres nuevos astronautas de la Expedición-54 puedan acoplarse al módulo Rassvet de la Estación Espacial que actualmente está girando en torno a la Tierra con unos parámetros de 403 por 406 kilómetros de altura.

Además del material científico que va a bordo de la Soyuz, los tripulantes de la cápsula llevan hacia sus homólogos en órbita regalos de navidad y sorpresas para el día de final de año. 

Mientras se producía el inicio de esta nueva expedición a bordo de la Estación Espacial había un gran trabajo, estaba llegando para su captura y acoplamiento la nave de carga Dragón de la CRS-13. Joe Acaba y Mark Vande Hei estaban a los controles del brazo robotizado Canadarm2 para proceder a esa operación. Al medio día de hoy, Dragón se encontraba unido a la I.S.S. a través de su módulo Harmony, donde permanecerá hasta mediados de enero de 2018. A parte de los dispositivos y cargas científicas, est6a misión de reavituallamiento lleva una bolsa enviada por la gran empresa cervecera Budweiser, efectivamente semillas de cebada para ser germinadas en el espacio y posiblemente ser en el futuro las primeras que pueden fabricar cerveza en el espacio.

 

15 de diciembre de 2017, hoy la empresa SpaceX ha superado sus propias expectativas, en primer lugar ha logrado lanzar su Falcón 9 con la primera fase reutilizada, su cápsula Dragón también reutilizada y además, ha vuelto a recuperar por segunda vez la primera etapa.

Desde el SLC-40, que había estado 15 meses de reparación, ha sido lanzada al espacio rumbo a la Estación Espacial la nave de carga Dragón de su misión CRS-13. La puesta en órbita ha sido la esperada, la apertura de los paneles solares en el momento previsto y solo resta una travesía de dos días hasta acoplarse al módulo Harmony de la I.S.S.

Como se ha dicho la primera fase de nuevo aterrizaba en el LZ-1(Landing Zone) de Cabo Cañaveral, en estos momentos de 25 lanzamientos de un Falcón 9 con posibilidad de recobrar su fase inicial, SpaceX ha conseguido 20 de ellas, ni en los mejores sueños de Elon Musk habría pensado en ese porcentaje.

 

14 de diciembre de 2017, en estos días las noticias sobre la Estación Espacial se suceden cada hora, hoy como estaba previsto se ha separado de la I.S.S. la nave Soyuz MS-05 con Paolo Nespoli, Randy Bresnik y Sergey Ryazanskiy, comenzaba la maniobra de vuelta a casa.

En el momento preciso la nave rusa encendió sus motores de 300 kilogramos de empuje durante 4 minutos y 40.7 segundos, lo cual provocó un frenado de la velocidad orbital de 128 m/s, la nave estaba en trayectoria que cruzaría la atmósfera terrestre en un punto que al final los llevaría a las llanuras del Kazajstán. En el momento de máxima deceleración los tres hombres tuvieron que soportar hasta 4.09G sobre sus cuerpos.

Así ha sido, mientras la Soyuz descendía sostenida por su único paracaídas principal se pudo observar una especie de humo que salía de la cápsula, nada que preocuparse, era el peróxido de hidrógeno residual del vehículo que se expulsa para evitar problemas en el impacto con la superficie de la Tierra. A la hora prevista el vuelo del 134º Soyuz de la historia volvía con la Expedición-53 después de haber estado en el espacio durante 138 días, 16 horas y 55 minutos, o lo que es lo mismo, tras haber realizado 2.224 órbitas terrestres. El equipo de rescate tuvo que trabajar rápido, pues en esta ocasión los tres tripulantes en el momento de salir de la Soyuz se encontraron con temperaturas de -17ºC.

 

12 de diciembre de 2017, en primer lugar hay que mencionar el gran interés de los seis tripulantes de la Expedición-53 por lo acontecido en el estado de California. Grandes fuegos se han extendido hasta zonas urbanas, por lo tanto desde el espacio los astronautas han aportado su ayuda con los medios técnicos que pueden utilizar.

Por otro lado, se han producido varios retrasos en el lanzamiento de la nave de carga Dragón: primero era el 8 de diciembre, esta fecha fue pospuesta por problemas logísticos en la rampa de lanzamiento SLC-40; la siguiente fecha era el día de hoy, pero también se ha tenido que abortar pues han aparecido partículas en el sistema de propulsión de la segunda fase del cohete Falcón 9. En estos momentos el nuevo día para el disparo es el 15 de este mismo diciembre, llegando a la I.S.S. dos días después. Si por cualquier causa el CRS-13 y sus 2.205 kilogramos no pudiera partir al espacio esa jornada, habría que desplazarlo hasta finales de diciembre, o principios de enero de 2018, por causas de mecánica orbital y alineación con la Estación Espacial.

Lo que de momento no ha cambiado es el retorno a la Tierra de la Expedición-53, el Soyuz MS-05 está preparado para devolver a Paolo Nespoli, Randy Bresnik y Sergey Ryazanskiy, será pasado mañana y aterrizarán en las heladas estepas del Kazajstán. Precisamente se ha producido el cambio de comandancia en la Estación Espacial pasando de manos de Randy Bresnik hacia Alexander Misurkin, el cual esperará la llegada de la Expedición-54 junto a Joe Acaba y Mark Vande Hei.

El momento de cambio de nomenclatura en las expediciones se hará efectivo el 17 de diciembre, cuando desde Baikonur parta al espacio la Soyuz MS-07 con Anton Shkaplerov, Norishige Kamai y Scott Tingle. Los nuevos astronautas tienen previsto llegar a la Estación Espacial el día 19 siguiente.

 

6 de diciembre de 2017, ha empezado el baile de intercambio de vehículos en la Estación Espacial, hoy se ha liberado la nave de carga Cygnus, de la Orbital ATK por parte del brazo robotizado Canadarm2 y dirigido por los astronautas Mark Vande Hei y Joe Acaba. Una vez separado el llamado OA-8 se elevará unos 50 kilómetros sobre la I.S.S. para lanzar al espacio hasta 14 CubeSats, después el 18 de este mismo diciembre sus motores entrarán en ignición para que la atmósfera terrestre lo destruya, a él y a los 3.200 kilogramos de basura que lleva en su interior.

También hay que mencionar que la empresa SpaceX ha pospuesto el disparo de su Dragón hasta el 12 de diciembre, pues han aparecido problemas de logística en la disponibilidad de personal situada en los controles del LC-40 de Cabo Cañaveral, el cohete Falcón 9 efectuará un encendido estático de sus motores y todo hace pensar que no se prevén más demoras en el envío de nuevos cargamentos hacia la Estación Espacial.

Por su parte todo sigue según el plan previsto para la vuelta a la Tierra de la vigente Expedición-53, será el 14 de este mes mediante la nave Soyuz MS-05.

En este momento podemos asegurar que el módulo hinchable BEAM ya está preparado para recibir bultos y cargas no esenciales para la tripulación. Estos días se han modificado los cables y mediciones de las radiaciones interiores, para que sean monitorizadas por los astronautas sin necesidad de entrar permanentemente en el interior de ese habitáculo. BEAM será rellenado de todos los instrumentos inservibles que no son esenciales para la actividad normal de los tripulantes de la I.S.S, y su permanencia acoplado en la Estación Espacial se ha extendido tres años más. 

 

2 de diciembre de 2017, nueva fase en la vida de la Expedición-53 de salida, llegada y recibimiento de nuevos compañeros. En primer lugar hay que decir que la partida de la nave Cygnus con basura espacial esta reprogramada para el 6 de diciembre, posteriormente SpaceX ha movido su disparo para la Dragón, SPX-13, hasta el día 8 de diciembre, llegando a la Estación Espacial dos días después. Precisamente respecto a este lanzamiento, que por cierto había estado en el aire, solo por un motivo, la NASA al final ha aceptado que SpaceX utilizara una primera fase del portador Falcón 9 de reciclaje, es decir que este lanzamiento utilizará una primera etapa que ya había volado con anterioridad y que había sido recuperada en un aterrizaje en Cabo Cañaveral. En honor a la verdad hay que mencionar que hasta 3 etapas primeras han vuelto a volar mediante un cohete Falcón 9 y no ha habido problema.

Siguiendo con el trasvase de naves llegaremos al día 14 de diciembre cuando mediante la nave tripulada Soyuz MS-05, Randy Bresnik, Paolo Nespoli y Sergey Ryazanskiy volverán a la Tierra. Para facilitar este operación la nave de carga rusa Progress-67 ha encendido sus motores por algo más de 3 minutos para ajustar la trayectoria orbital de la I.S.S.  con el fin de facilitar el retorno de lo que era la Expedición-53.

Tres días después, es decir el 17 de diciembre partirá de Baikonur la Expedición-54, a bordo de la nave Soyuz MS-07 irán Anton Shkaplerov, Scott Tingle y el japonés Norishige Kamai, los cuales una vez acoplados al módulo Rassvet se unirán a los residentes Alexander Misurkin, Joe Acaba y Mark Vande Hei.

 

27 de noviembre de 2017, esta semana de trabajo comenzó con un día festivo, al menos para los astronautas de los Estados Unidos. Estamos hablando del famoso “Día de Acción de Gracias”, celebrado el pasado jueves 23 de noviembre.

En el ámbito de los experimentos hay que resaltar los dedicados al campo de la visión humana y sus efectos bajo la microgravedad, el estudio de la adaptación de los músculos de las piernas y nuevos análisis de sangre y orina de los propios tripulantes de la Expedición-53. Se han liberado dos nuevos CubeSats, incluyendo uno que debe hacer de forma autónoma un ensayo sobre el efecto de diversos antibióticos sobre la bacteria E-Coli.

El módulo hinchable BEAM (Bigelow Expandable Activity Module) está prácticamente vacío, por lo tanto se podrán ir almacenando cargas y dispositivos en su interior, para aliviar el espacio que ocupan en los laboratorios de la Estación Espacial. Por su parte la nave de carga Cygnus ya está cargada y preparada para ser separada de la I.S.S., esto se hará efectivo el próximo 4 de diciembre, no obstante como se había comentado, Cygnus estará liberando nanosatélites y haciendo diversos experimentos de forma autónoma hasta el 18 de diciembre, fecha en la que será dirigido para su destrucción en la atmósfera de la Tierra.

Hablando de buques de carga hay que mencionar el siguiente lanzamiento de una nave Dragón de SpaceX, su inicio está previsto para el 8 de diciembre llegando a la Estación Espacial dos días después. Precisamente este disparo se ha de hacer desde la rampa del Kennedy Space Center LC-40, que estaba de reparación desde el mes de septiembre de 2016, cuando en las pruebas de un cohete Falcón estallo su fase superior. Desde entonces los lanzamientos de los Falcón se habían realizado desde la famosa rampa de Cabo Cañaveral LC-39A.

Por lo tanto el LC-39A quedará libre, pero no por mucho tiempo, pues SpaceX está ultimando su puesta en servicio de su gran caballo de batalla, el Falcón Heavy, un misil en cuya primera etapa contará con tres Falcón 9 trabajando a la vez, es decir que en el momento cero se han de poner en ignición 27 motores Merlín a la vez. En estos momentos, y según las últimas noticias, el Falcón Heavy se encuentra en el hangar frente a la LC-39A para intentar su primer disparo antes de finalizar el presente año.

 

20 de noviembre de 2017, como nos podemos imaginar una de las labores principales de los tripulantes de la Expedición-53 es la de vaciar el módulo de carga Cygnus, recién llegado a la Estación Espacial. Precisamente al ir llenando la I.S.S. de nuevos dispositivos, los astronautas han recibido la orden de vaciar el módulo hinchable BEAM (Bigelow Expandable Activity Module) de todos aquellos instrumentos que no sean indispensables. Esos dispositivos serán cargados en el Cygnus para su destrucción, de esta forma se creará espacio para almacenar cargas que ya no caben en la Estación Espacial.

En el aspecto de los experimentos realizados, hay que incidir en temas como mantenimiento general, activación de un nuevo microscopio, ingesta de antibióticos por parte de la tripulación y sus efectos en el espacio. Por último hay que destacar la liberación de varios CubeSats, entre ellos destaca uno que hará un experimento de comunicación láser y paneles solares híbridos, estos últimos reúnen las condiciones de células solares y antena de comunicación, lo que se pretende es aumentar las tasas de comunicación.

 

14 de noviembre de 2017, Paolo Nespoli y Randy Bresnik no lo han tenido fácil para capturar a Cygnus de la misión OA-8, pues el módulo de carga estaba unos 250 metros fuera de la trayectoria. Cuando Cygnus había llegado a la órbita de la Estación Espacial, 401 por 408 kilómetros, los ingenieros del centro de control se han percatado que ese camino no era el adecuado para que el brazo robotizado Canadarm2 pudiera coger al buque de suministros, se ha tenido que ajustar la trayectoria lo cual ha supuesto un retardo de 15 minutos en la operación de acoplamiento al módulo Harmony de la I.S.S.

Una vez que el también llamado “SS Eugene Cernan” está acoplado a la base espacial, los astronautas han comenzado los trabajos de abrir la escotilla y trasladar todo el material al interior de la Estación Espacial. Mientras sucedía esto otros miembros de la tripulación de la Expedición-53 estaban saboreando lechugas y repollos que habían sido cultivados por ellos mismos en la microgravedad de la I.S.S.

Como se ha mencionado el OA-8 permanecerá adosado a la estación hasta el 4 de diciembre, fecha que será separado del complejo para seguir una especifica misión. Cygnus se elevará unos 100 kilómetros sobre la Estación Espacial para liberar 14 nanoracks que lleva acoplados en su fuselaje externo, posteriormente encenderá sus motores para que sea engullido y quemado por la atmósfera terrestre, sobre la vertical del Océano Pacífico.

 

12 de noviembre de 2017, el lanzamiento de la nave de carga Cygnus OA-8 estaba prevista para ayer, pero la presencia de una avión en la zona de disparo obligó a la Orbital ATK a suspender el momento cero hasta pasadas 24 horas. Hoy cuando todo estaba previsto para las 12:14 GMT(Greenwich Mean Time) la aparición, en esta ocasión de un barco en las aguas cercanas al Wallops Flight Facility (Virginia) pospuso el lanzamiento 5 minutos, es decir hasta el momento límite de la ventana de lanzamiento.

Al final ha sido a las 12:19 GMT cuando los dos motores de origen ruso del cohete Antares 200 se ponían en ignición, una hora y media después el módulo Cygnus apodado “SS Eugene Cernan” había abierto sus paneles solares y se dirige hacia la Estación Espacial donde le esperan los componentes de la Expedición-53. Paolo Nespoli el próximo martes día 14 de noviembre será el encargado de recoger a Cygnus mediante el brazo robotizado Canadarm2 y acoplarlo al módulo Harmony de la I.S.S. en su interior Cygnus transporta 3.338 kilogramos de material, con varios experimentos nuevos y distintos CubeSats para ser liberados al espacio.

Se espera que esta misión OA-8 este acoplada a la Estación Espacial hasta el 4 de diciembre, cuando sea separada de la Estación Espacial para que en pocas horas después se queme en la atmósfera terrestre sobre la vertical del Océano Pacífico.

8 de noviembre de 2017, los astronautas de la Expedición-53 están inmersos en diferentes tipos de experimentos, entre ellos destacan la capacidad de una cierta ropa para proteger de las radiaciones espaciales. Se ha creado un tipo de trajes, que mediante zonas con agua protegen los órganos humanos más sensibles a las radiaciones. Este tipo de tejidos híbridos serán utilizados de forma continua para medir el nivel de protección ante las radiaciones que traspasan el fuselaje de la Estación Espacial.

Por otro lado, todo está previsto para recibir al siguiente buque de carga, será el OA-8 con el Cygnus denominado “SS Eugene Cernan”, legendario astronauta de la época del proyecto Apollo. Un cohete Antares pondrá en ruta a esta nave el 11 de noviembre desde el centro de lanzamientos de Wallops Flight Facility (Virginia).

 

3 de noviembre de 2017, finalizado el crecimiento de vegetales, los tripulantes de la Expedición-53 se preparan para el análisis de lo conseguido. Lechugas, repollos, etc., han crecido en los reactores de la Estación Espacial y a partir de ahora se deberá estudiar su estructura interna, para su integración en futuros vuelos espaciales.

Gracias al encendido de los motores de la nave de carga Progress-67 por espacio de 3 minutos y 26 segundos la I.S.S. ha sido elevada de órbita, esta operación ha sido necesaria para preparar la llegada de una nave Cygnus de la Orbital ATK, que tiene previsto el lanzamiento el próximo 11 de noviembre, llegando a la Estación Espacial dos días después.

En el ámbito de lo festivo y lúdico, no olvidamos de recordar que tanto en la Tierra como en el espacio, se ha celebrado el pasado día 31 de octubre la famosa noche de Halloween. En la Estación Espacial no ha sido menos, disfrazándose los astronautas a su modo personal.