LA  CONQUISTA DEL ESPACIO un trabajo de José Oliver Sinca

  DESARROLLO: NUEVOS PROYECTOS NUEVOS RETOS 

Inicio V. Tripulados Mars Rover 2020 BepiColombo InSight OSIRIS-REx ExoMars
Hayabusa2/Akatsuki Juno Mangalyaan Dawn MAVEN New Horizons Curiosity
Opportunity MRO Mars Express Desarrollo Historia    
Jose Oliver ENCICLOPEDIA DE LA ASTRONAUTICA  

 

UN PRESENTE QUE HA DE SER FUTURO

 

13 de abril de 2018, hacia más de medio año de su lanzamiento y no sabíamos nada de él, efectivamente nos referimos a la nave del Departamento de Defensa X-37B, pero todo tiene su explicación.

Orbitando a la Tierra en la oscuridad durante más de medio año, ahora el avión espacial semi-secreto X-37B, o OTV 5, ha sido identificado de manera concluyente por observadores de satélites aficionados en una órbita circular de alrededor de 355 kilómetros de altitud. La inclinación de la órbita a 54.5 grados es muy diferente de las misiones OTV anteriores y en parte responsable de que la nave permanezca sin descubrir durante tanto tiempo.

El X-37B demostró ser un “más difícil todavía”, ya que fue claro desde el principio que la nave espacial operaría desde una órbita diferente a la de sus predecesores: "La quinta misión de OTV será lanzada y aterrizada desde, una mayor inclinación la órbita de misiones anteriores para expandir aún más el sobre orbital del X-37B ", dijo la Fuerza Aérea de los EE. UU. en un comunicado antes de que la nave despegara sobre Falcon 9.

Las zonas de seguridad identificadas para el lanzamiento Falcon 9 del 7 de septiembre de 2017 fueron de poca utilidad para estrechar la órbita ya que la trayectoria de salida de Florida apuntaba a una órbita de 43º, mientras que el área de reentrada / caída de la segunda etapa era consistente con un 60-70º orbital: indica que hubo muchas maniobras fuera del plano por parte del vehículo de lanzamiento, ya sea antes o después de la separación de la nave espacial de cinco toneladas métricas.

El observador Russell Eberst con sede en Escocia informó sobre un objeto no identificado el 3 de octubre de 2017 en una órbita terrestre baja de 55º, entre 350 y 450 kilómetros de altitud. Con solo una observación, los márgenes para la altitud de la órbita, la inclinación y la ascensión recta eran bastante altos, y requerían observaciones de seguimiento para restringir aún más la órbita. Una detección falsa a principios de noviembre arrojó a los observadores fuera de la cola del X-37B y no se informaron observaciones concluyentes hasta abril de 2018.

El Dr. Cees Bassa, un radioastrónomo profesional y rastreador de satélites aficionado de los Países Bajos, informó de un objeto no identificado el 11 de abril en una órbita de 54.5º a una altitud de alrededor de 355 kilómetros. Un estudio adicional de sus observaciones mostró que el objeto era el mismo observado por Russell Eberst en octubre y Bassa pudo observar y medir el objeto nuevamente en una órbita de aproximadamente 356 por 357 kilómetros, con una inclinación de 54,47º.

La presencia de un experimento de tubería de calor, un componente que tiene que funcionar durante períodos de muchos años en misiones operativas futuras, podría indicar que la misión OTV 5 puede ser de larga duración. OTV 4 estableció un nuevo récord de resistencia para el programa, permaneciendo en órbita durante 718 días, lo que indica que es posible que OTV 5 no regrese a la Tierra en el corto plazo

 

21 de febrero de 2018, estamos hablando mucho del Falcón Heavy y de SpaceX se lo merecen, pero si algún misil, algún cohete tiene que destronar al mítico Saturno 5, ese debe ser el SLS (Space Launch System), el portador de la NASA para el futuro. Si alguno de los sistemas de este cohete es indispensable es el llamado RS-25 los motores del cuerpo central del SLS, con los cuales se están haciendo decenas de pruebas estáticas por parte de Aerojet Rocketdyne en el Stennis Space Center de Mississippi. El último ensayo de hoy marcará un hito en la capacidad de este motor cohete a hidrógeno y oxígeno líquido.

Hoy se ha efectuado otra prueba de fuego, esta vez no de 480 segundos, tan solo de 260, pero lo importante es que el RS-25 ha estado funcionando al 113% de potencia, nunca en la historia de este motor se había intentado. Lo habitual era trabajar al 104.5%, como en tiempos del Space Shuttle, no olvidemos que el motor es el mismo del transbordador pero mejorado, en las pruebas estáticas anteriores se había llegado al 109% y muy puntualmente al 111%. Hoy durante 50 segundos el RS-25 ha vomitado sus gases un 2% superior a la prueba más exigente.

Para los primeros cuatro vuelos del SLS Aerojet Rocketdyne piensa en no rebasar el 109%  pues serán motores heredados del Shuttle, después los de nueva construcción podrían llegar hasta el 109%.

De momento los primeros disparos llevarán una configuración del SLS para poder llevar a la Luna 26 Tm, posteriormente se podrá aumentar hasta las 45 Tm. Ahora vendría la pregunta del millón, ¿para cuándo el primer vuelo de un SLS?. En el año 2015 se decía que para el 2018, en el año 2017 que para el 2019, las últimas informaciones apuntan que el primer vuelo no tripulado estaría dispuesto para el 2020 y el segundo vuelo, ya tripulado, para el 2021....esperemos. 

 

15 de febrero de 2018, sin restar un solo gramo de éxito está habiendo cierta controversia en cuanto a la órbita adquirida por el Tesla Roadster y su piloto Starman; que si la órbita solar no era la prevista, que si nunca llegará a ver Marte, etc., en fin esto es lo de menos. Una vez el Falcón Heavy puso a su carga en trayectoria heliocéntrica, los astrofísicos están analizando sus parámetros, y no sin cierto grado de incertidumbre han llegado a unas conclusiones.

Lanzada encima de un cohete Falcon Heavy la semana pasada, el Roadster se impulsó en una órbita elíptica alrededor del sol. Pasará a aproximadamente 110 millones de kilómetros de Marte el 10 de junio, y cruzará la órbita del planeta rojo en julio antes de alcanzar su distancia más lejana del Sol, 249 millones de kilómetros el 9 de noviembre.

El Roadster y su conductor, luego caerán hacia el Sistema Solar interior, aumentando la velocidad cuando se acercan al punto más bajo de la órbita, o perihelio, el 15 de agosto de 2019. El perihelio en este caso coincide aproximadamente con la distancia de la órbita de la Tierra al Sol. Luego, el Roadster, volverá por el mismo camino, recorriendo una ruta familiar una y otra vez en el futuro previsible. Pero una variedad de factores actuará para cambiar la trayectoria a lo largo del tiempo.

Analizando la órbita del Roadster, tres astrónomos que se especializan en movimiento planetario, Hanno Rein, Daniel Tamayo y David Vokrouhlicky, escriben en un periódico unos modelos informáticos sobre el futuro de Starman, en su veredicto dicen que tendrá su primer encuentro cercano con la Tierra en 2091, posiblemente pasando más cerca que la Luna. Los sobrevuelos posteriores son difíciles de modelar con precisión, debido a efectos gravitacionales y de otro tipo en la trayectoria del Tesla, pero los investigadores dicen que múltiples simulaciones informáticas permiten un análisis estadístico, que indica que las posibilidades de una colisión con la Tierra son muy bajas en el próximo millón de años.

"Lo importante es que no podemos predecir con certeza qué va a pasar después de unos pocos cientos de años, porque es una órbita caótica y solo podemos sacar conclusiones en un sentido estadístico", dijo Rein de la Universidad de Toronto. Basado en múltiples simulaciones por computadora, "aproximadamente en un 50% de posibilidades llegará a un planeta en las próximas decenas de millones de años".

 

11 de febrero de 2018, han pasado unos días del rimbombante lanzamiento del cohete de SpaceX el Falcón Heavy. Pero uno se puede preguntar, ¿cómo se debe oír un lanzamiento en directo en la zona de prensa o invitados del Kennedy Space Center de Cabo Cañaveral?.

Uno que ha asistido a tres disparos del Space Shuttle, puedo decir que el video que aquí propongo es lo más real a lo vivido en su momento. Posiblemente en el caso de los Shuttle el sonido era más grave, pero muy similar al que todos podremos oír en el video de abajo.

La grabación esta realizada desde la terraza del VAB (Vehicle Assembly Building), situado a unos 6 kilómetros de la rampa de lanzamiento. Por lo tanto y teniendo en cuenta la velocidad del sonido (unos 343 m/s), el rugir de los motores se oyen al cabo de 18 segundos de ver los primeros humos. Posteriormente y en este mismo documental, se pueden oír las explosiones sónicas del momento del frenado de los dos cuerpos laterales del Falcón Heavy cuando aterrizan en el mismo complejo de lanzamiento, a unos 9 kilómetros al sur del lugar de partida.

Recomiendo seguir las instrucciones del presentador del video, en el sentido que sería mejor escucharlo con auriculares o cascos, y poner el volumen de tal manera que el ruido de fondo (clic de cámaras, comentarios lejanos, el sonido de los pasos, etc.) se puedan oír como si estuviéramos allí mismo. Espero que lo podáis disfrutar.....

 

6  de febrero de 2018(20:45 GMT), los aplazamientos por los fuertes vientos se iban sucediendo, al final llegó la orden de finalizar el llenado de combustible de los tanques del Falcón Heavy, esto significaba que había luz verde por parte de los responsables meteorológicos.

Cuando apenas quedaban unos minutos para finalizar la ventana de lanzamiento comenzó el espectáculo. A las 20:45 GMT los 27 motores Merlín 1D se inflamaron al unísono en la LC-39A, una inmensa nube de gases ocultaron por unos instantes la silueta del primer Falcón Heavy, el mastodóntico misil comenzó a elevarse, el sonido recordaba los lanzamientos del Shuttle, y Falcón Heavy seguía subiendo.

1 minuto y 6 segundos, el momento crítico para Elon Musk, se estaba produciendo el Max-Q, y Falcón Heavy seguía subiendo, no ha ocurrido nada, los gritos de los seguidores se oían por los micrófonos que seguían el disparo, “GO, GO, ...”.

Se produce otro de los momentos delicados, los dos aceleradores laterales se separan del central, todo de libro, los cohetes laterales se preparan para su recuperación en las bases a tal efecto a unos 14 kilómetros del lugar del lanzamiento, en el mismo Cabo Cañaveral.

Segundos más tarde la etapa central para sus motores y se separa de la segunda fase, también comienza su retorno a la plataforma marina a 345 kilómetros al este de Florida. Mientras la segunda fase se pone en ignición y sigue su curso, los dos Falcón laterales aterrizan de forma impresionante, como si de un ballet se tratara, el núcleo central no tiene tanta suerte. Según se ha indicado el núcleo central se quedó sin fluido de encendido y en el momento final no pudo poner en acción tres motores para el frenado y dio con su fuselaje en aguas del Océano Atlántico.

Mientras se producía todo lo anterior la cubierta protectora del Tesla Roadster se abría y dejaba al descubierto la carga útil de este vuelo, el vehículo rojo cereza y un maniquí denominado “Starman” conduciendo el deportivo de 200.000 $.

A los 28 minutos de vuelo la segunda etapa del Falcón Heavy estaba en la trayectoria de aparcamiento prevista, pero todavía dentro de la fuerza de la gravedad terrestre. Un segundo encendido dejó al coche y su conductor en una órbita de 180 por 6951 kilómetros y 29º de inclinación respecto al ecuador. Después de dos vueltas a la Tierra se produjo el encendido definitivo, la original carga útil consiguió los 11 Km/s necesarios para abandonar nuestro planeta, “Starman” estaba en una órbita heliocéntrica. En ese momento y desde el centro de control de SpaceX se ordenó que en el salpicadero del Tesla comenzara a sonar una canción de David Bowie, “Space Oddity”, evidentemente si el maniquí hubiera podido oír eso sería imposible sin aire, pero ahí queda.

Los datos preliminares hablan de una órbita de perihelio 0.98 U.A. (Unidades Astronómicas, 1 U.A.= 150 millones de kilómetros) y afelio de 2.61, es decir que llegará entre las órbitas de Marte y Ceres, en pleno cinturón de asteroides.

Seguro que a partir de ahora hay mucho trabajo para los ingenieros de SpaceX, pues este primer Falcón Heavy iba repleto de sensores para analizar su comportamiento, sobre todo en el aspecto de las vibraciones y comportamiento de estructuras nuevas, pero el inicio ha sido un gran éxito, muy osado, audaz y atrevido.

 

6 de febrero de 2018(17:00 GMT), el día señalado ha llegado, en estos momentos se ha hecho público cuando ha de comenzar la cuenta atrás para el primer lanzamiento de un Falcón Heavy, según ha manifestado SpaceX la cuanta retrograda finalizará a las 19:00 GMT(Greenwich Mean Time), es decir 30 minutos más tarde de lo indicado con anterioridad. Este retraso, parece, que esta debido a los vientos en la alta atmósfera, algo que ya se comentó ayer mismo.

Por otro lado, SpaceX ha presentado lo que será el proceso de lanzamiento y recuperación de los cuerpos de Falcón Heavy mediante un gráfico, en el se observa, que además de los tres cuerpos tipo Falcón 9 que se harán aterrizar (dos en tierra y el central en la plataforma atlántica), también se contempla la posibilidad de recoger del Océano Atlántico la cubierta protectora de la carga útil, es decir del Tesla Roadster.

 

5 de febrero de 2018, el momento para el espectáculo se aproxima, el Falcón Heavy se encuentra de nuevo en posición vertical en la rampa de lanzamiento 39A de Cabo Cañaveral, y los ingenieros de SpaceX están comenzando a hacer los ajustes previos a su lanzamiento.

Lo primero que se ha tenido que hacer es pedir permiso a la FAA (Federal Aviation Administration) para poder efectuar el disparo. Esto consiste en el pago de diversas primas de seguros, para el caso que algo no vaya bien. Los seguros correspondiente cubren: 110 millones de $ en concepto de responsabilidades civiles, 100 millones de $ por posibles daños a propiedades del gobierno y 72 millones de $ por daños a las instalaciones antes de que se produzca el lanzamiento.

El servicio meteorológico del ala de aviación del Kennedy Space Center ha indicado que para mañana a las 18:30 GMT(Greenwich Mean Time) SpaceX tendrá un 80% de posibilidades para que el tiempo no sea problema para encender los 27 motores Merlín D1. No obstante sí que se ha advertido que los vientos pudieran crear problemas a la hora señalada, pues a 12 kilómetros de altura podrían rebasar el límite de seguridad.

Por lo tanto y si no hay contraorden, mañana podremos ver al Tesla Roadster de 1250 kilogramos ser impulsado a una órbita solar en el interior de su ojiva de protección. El vehículo de 3.9 metros de largo por 1.7 de ancho va en un habitáculo en la proa del Falcón Heavy de 13.1 metros de alto por 5.2 de diámetro.

Según ha publicado SpaceX, por boca de Elon Musk, en el futuro la tarifa de utilizar el Falcón Heavy a nivel comercial será de unos 90 millones de $. Abundando en sus capacidades, Falcón Heavy podría llevar hasta 63.800 kilogramos a una órbita baja (si no se recuperan sus cuerpos), 16.800 kilogramos a Marte y hasta 3.500 kilogramos a Plutón.

 

29 de enero de 2018, por fin ha llegado la noticia, SpaceX ha comunicado que el disparo del súpercohete Falcón Heavy se producirá el 6 de febrero a las 18:30 GMT(Greenwich Mean Time), en realidad a esa hora comienza la ventana de lanzamiento que tiene un duración de 3 horas. Si se produjera el lanzamiento por no haber problema alguno, el Falcón Heavy se colocaría en tercera posición de los mísiles más potentes jamás disparados desde Cabo Cañaveral, solo por detrás del mítico Saturno 5 y del Space Shuttle.

En estos momento el Falcón Heavy se encuentra en posición horizontal sobre la rampa 39A, los ingenieros de SpaceX están verificando los motores después del encendido estático del pasado 24 de enero. Según se ha dicho, para este disparo los Merlín 1D del portador trabajaran al 925 de su potencia nominal, sigue el temor al momento fatídico del Max Q y que su criatura reviente sobre el Océano Atlántico.

Pero pensemos en positivo, ese día 6 de febrero puede ser el primer día en la historia de la conquista del espacio que un coche deportivo, un Tesla Roadster rojo cereza, consiga entrar en una órbita heliocéntrica similar a la que posee Marte, ... excentricidades de Elon Musk. 

 

24 de enero de 2018, después de grandes vicisitudes en cuanto al momento del encendido estático de los 27 motores Merlín 1D del Falcón Heavy, hoy por fin se ha producido en la rampa de lanzamiento 39A de Cabo Cañaveral.

Elon Musk, fundador y director ejecutivo de SpaceX, tuiteó: "El disparo de Falcon Heavy esta mañana fue bueno. Generando todo una nube de vapor. El lanzamiento será en una semana más o menos ".

De lo poco que ha trascendido de este “Hot Fire”, es que estaba planificado una ignición de 12 segundos pero que al final los 27 motores Merlín solo han estado en funcionamiento menos de 5 segundos. Se desconocen las razones del corto ensayo realizado en la LC-39A.

La prueba de fuego estático de hoy fue la culminación de una serie de controles de ajuste durante un mes, pruebas de abastecimiento de combustible y otros trabajos preparatorios en la plataforma 39A desde que el Falcón Heavy fue levantado verticalmente por primera vez en la instalación el 28 de diciembre.  Se espera que el Falcon Heavy de 70 metros de altura se baje desde la plataforma 39A a su posición horizontal y vuelva al hangar de SpaceX, para los controles finales.

Ahora los ingenieros deben estudiar el comportamiento de los 27 motores y otros sistemas relacionados con la ignición de los mismos. Tengamos en cuenta que según otros cohetes de varios motores, la diferencia en el encendido entre el primer motor y el último no supera escasos milisegundos. Otro de los puntos a analizar son las vibraciones ocasionadas por la prueba realizada, ese es el punto que más miedo tienen los responsables de SpaceX, el momento de máxima presión aerodinámica, también denominado Max Q, y se acontece a los 60-70 segundos del lanzamiento. El propio Elon Musk ha repetido hasta la saciedad que no se han podido hacer pruebas reales de todos los momentos del vuelo balístico, es decir, que cuando se produzca el lanzamiento habrá gran incertidumbre de lo que pueda suceder. Lo que no quieren bajo ningún concepto es que Falcón Heavy explote en la misma rampa de lanzamiento.

La fecha de lanzamiento del vuelo de prueba no ha sido anunciada, y SpaceX ya tiene un lanzamiento de un cohete Falcon 9 programado para el 30 de enero desde la plataforma de lanzamiento LC-40 de Cabo Cañaveral, a unos pocos kilómetros al sur de la plataforma 39A. Después, ya en el mes de febrero SpaceX es el responsable mediante su Falcón 9 de otros dos disparos, desde Cabo Cañaveral y Vanderberg en California. 

 

15 de enero de 2018, en estos momentos todavía no se ha producido el esperado momento de la ignición estática de los 27 motores Merlín 1D en la rampa de lanzamiento 39A, por parte del nuevo lanzador Falcón Heavy. Pero es que la historia desde el pasado 2 de enero ha estado llena de misterio, por su parte la SpaceX no ha hecho ningún comunicado oficial de todas las operaciones que se han sucedido desde entonces.

El pasado 9 de enero de nuevo el Falcón Heavy volvió a ser izado en posición vertical en la 39A, todo hacia pronosticar el inicio de la prueba estática. Se llegó a comunicar que el inicio de esta ignición de 15 segundos estaría comprendida entre las 18:00 y las 00:00 GMT(Greenwich Mean Time) del día siguiente.

El mismo día 10 de enero se suspendió esa prueba posponiéndola hasta la jornada posterior del día 11. En ese día 11 de enero sí que se pudo observar la presencia de vapores alrededor del Falcón Heavy, lo cual indicaba que los líquidos criogénicos se estaban cargando en el portador. Pocos minutos después los vapores desaparecieron, lo cual indicaba que por cualquier motivo se había suspendido la transferencia de oxígeno líquido y keroseno RP-1 al misil.

El 12 de enero se puso al Falcón Heavy en posición horizontal, lo cual significa que algo no había funcionado correctamente y los ingenieros de SpaceX estaban intentando su solución.

El 13 de este mes, de nuevo Falcón Heavy se sitúa en posición vertical, se filtra la noticia que la prueba de los motores podría tener lugar mañana sobre las 21:00 GMT.

14 de enero, nada de nada, se sospechan ciertos vapores que emanan de la 39A, pero al final no hay señales de la prueba estática.

15 de enero, mínimo comunicado de la SpaceX donde se reconocía que el pasado jueves 11 de enero se comenzaron a llenar de combustible los tanques de los tres cuerpos del Falcón Heavy, pero problemas surgidos aconsejaron la suspensión del llamado “Hot Fire”. La nueva fecha y hora para proceder a esta prueba importante es el martes 16 de enero a las 21:00 GMT.

Algunas pruebas adicionales se han producido en la plataforma de lanzamiento desde entonces, pero el lanzamiento crítico de la prueba estática previa al lanzamiento se ha retrasado varias veces. Según noticias no oficiales SpaceX tiene la intención de lanzar al espacio el Falcón Heavy a finales de este mes, aunque todo dependerá de cuando se produzca el encendido estático y el resultado del mismo.

 

2 de enero de 2018, después de ser izado en la rampa de lanzamiento 39A, los ingenieros de SpaceX estuvieron haciendo pruebas de su gran cohete Falcón Heavy durante 24 horas. Llegada la noche volvieron a poner a Falcón Heavy en posición horizontal para introducirlo en el hangar de la compañía, situado a pocos metros del lugar de disparo.

Poco o nada se sabe, a ciencia cierta, de la cronología para su primer vuelo, lo único que se puede sospechar es que en los próximos días Falcón Heavy tendrá que hacer un encendido estático de sus 27 motores Merlín 1D en la misma rampa y que al menos una semana después se produciría el lanzamiento inaugural de esta mastodóntica maquina.

Lo que sí ha hecho SpaceX es publicar una imágenes oficiales y cercanas del Falcón Heavy tomadas mediante un Dron alrededor del LC-39A.

 

28 de diciembre de 2017, esto se pone muy interesante para finalizar el año, el cohete de SpaceX Falcón Heavy ha recorrido el trayecto desde su hangar y se ha izado en la rampa 39A del Kennedy Space Center.

Se espera que los ingenieros de SpaceX realicen una prueba de ajuste y completen otras pruebas en la rampa 39A esta semana, seguidas de un encendido de todos los 27 motores de primera etapa poco después del Día de Año Nuevo. La compañía no ha establecido una fecha objetivo para el primer despegue del Falcon Heavy, pero los funcionarios dicen que el lanzamiento está previsto en enero, unos días después del encendido estático.

El lanzamiento de la prueba inaugural del Falcón Heavy tendrá una carga útil ficticia a bordo, pero SpaceX ha preparado un pasajero más llamativo y más colorido, que las placas repetitivas y el lastre de agua llevado a cabo en los vuelos de prueba previos de los nuevos lanzadores pesados. El fundador y jefe de SpaceX, Elon Musk, decidió colocar uno de sus Tesla Roadster a bordo del Falcon Heavy, una creación de color rojo cereza de la compañía de automóviles eléctricos de Musk. El Falcon Heavy intentará darle al automóvil la velocidad suficiente para escapar de la gravedad de la Tierra, enviándolo a una órbita solar heliocéntrica que lo llevará a una distancia aproximada de Marte del Sol.

Cuando no se recuperen los elementos de su primera etapa, Falcon Heavy de SpaceX podrá llevar 63,800 kilogramos a una órbita baja de la Tierra, cuando se lance hacia el este desde Cabo Cañaveral, donde los cohetes reciben un aumento de velocidad de la rotación de la Tierra. Si el lanzamiento contempla recuperar los tres cuerpos de la fase inicial, la capacidad de colocar masas en órbita baja será de 54.400 kilogramos.

Para el vuelo inaugural del próximo mes, los dos impulsores laterales del Falcón Heavy, recuperados y modificados de los vuelos de Falcon 9 en 2016, se separarán y regresarán a la Estación de la Fuerza Aérea de Cabo Cañaveral para efectuar aterrizajes casi simultáneos. El núcleo central, un acelerador de nueva construcción, se dirigirá hacia la plataforma flotante SpaceX en el Océano Atlántico.

Realmente estamos frente a un lanzamiento muy arriesgado, pero Elon Musk y sus ingenieros son muy audaces e intrépidos, saben que este lanzamiento solo tiene un 50% de posibilidades de llegar a la órbita. Según sus propias palabras el temor radica cuando se produzca el llamado Max Q, es decir, cuando el cohete pase por su máxima presión aerodinámica (sobre un minuto de vuelo). Al parecer no se ha podido reproducir exactamente el comportamiento del portador, de tres cuerpos, en el túnel de viento y todo se ha dejado en manos de los simuladores informáticos.

 

20 de diciembre de 2017, Elon Musk, director ejecutivo de SpaceX, lanzó las primeras imágenes del cohete Falcon Heavy, mostrando el enorme acelerador de triple núcleo casi totalmente ensamblado dentro de su hangar en el bloque 39A del Kennedy Space Center, donde está programado despegar en enero.

Las tres imágenes publicadas en Twitter muestran los 27 motores Merlín 1D de Falcon Heavy montados en la parte posterior de tres primeras etapas modificadas del cohete Falcon 9 de SpaceX. Los motores alimentados con keroseno generarán hasta 2.31 millones de Kg. de empuje durante el lanzamiento, la mayor potencia producida por cualquier cohete que parta de Cabo Cañaveral desde el transbordador espacial.

Musk anunció a principios de este mes que el cohete inaugural Falcon Heavy llevará su "cereza de medianoche Tesla Roadster jugando a Space Oddity'" en una trayectoria de escape desde la Tierra hacia una órbita solar heliocéntrica que llegará hasta Marte. "Me encanta la idea de que un automóvil se desplace aparentemente sin fin a través del espacio y tal vez sea descubierto por una raza alienígena millones de años en el futuro", escribió Musk en Twitter.

"La cantidad de carga que estás poniendo a través de ese núcleo central es una locura,  porque tienes dos impulsores superpoderosos que también empujan ese núcleo central, así que tuvimos que rediseñar todo el fuselaje central", dijo Musk.

Después de completar el disparo, los aceleradores laterales se apagarán y saldrán del escenario principal, se darán la vuelta y descenderán hacia las plataformas de aterrizaje en la Estación de la Fuerza Aérea de Cabo Cañaveral, volviendo en formación para los “touchdown” casi simultáneos, en dos plataformas de concreto a unas decenas de metros de la playa. El cuerpo central acelerará y actuará con sus nueve motores durante más tiempo, una vez consumida se recuperará en la plataforma marina de SpaceX en el Océano Atlántico, mientras que la segunda etapa se activará en órbita.

Hablando ahora de un futuro más lejano, la NASA está seleccionando diversos proyectos interplanetarios y lunares para la década del 2020. En una reunión efectuada ayer mismo se han llegado a acuerdos para ir destinando fondos para el diseño previo. No sin la posibilidad que en el transcurso de los próximos años alguno de estos proyectos pueda quedar olvidado, en estos momentos la línea de trabajo es la siguiente:

La misión CAESAR (Comet Astrobiology Exploration SAmple Return) adquirirá una muestra del núcleo del cometa Churyumov-Gerasimenko, devolviéndola de forma segura a la Tierra. Los cometas están hechos de materiales de estrellas antiguas, nubes interestelares y el nacimiento de nuestro Sistema Solar. La muestra CAESAR revelará cómo estos materiales contribuyeron a la Tierra primitiva, incluidos los orígenes de los océanos de la Tierra y de la vida. Recordemos que 67P/Churyumov-Gerasimenko es el cometa donde descansa la sonda europea Rosetta con su Lander Philae.

Dragonfly es un aterrizador dual-quadcopter que aprovechará el entorno en Titán para volar a múltiples ubicaciones, a cientos de kilómetros de distancia, para muestrear materiales y determinar la composición de la superficie, para investigar la química y habitabilidad orgánica de Titán, monitorear las condiciones atmosféricas y de superficie. Estudiar accidentes geográficos e investigar procesos geológicos, realizando estudios sísmicos.

 

La NASA también anunció la selección de dos conceptos de misión que recibirán fondos de desarrollo de tecnología para prepararlos para futuros concursos de misiones.

Enceladus Life Signatures and Habitability (ELSAH), el concepto de misión de ELSAH recibirá fondos para desarrollar técnicas rentables que limiten la contaminación de naves espaciales y, por lo tanto, permitan mediciones de detección de vida en misiones con costos limitados. El investigador principal es Chris McKay del Centro de Investigación Ames de la NASA en Silicon Valley, California, y el centro administrador de la NASA es Goddard.

Venus In situ Composition Investigations (VICI), liderado por Lori Glaze en Goddard, el concepto de la misión VICI desarrollará aún más el elemento de Venus y la cámara de mineralogía para operar bajo las duras condiciones del planeta. El instrumento utiliza láseres en un módulo de aterrizaje para medir la mineralogía y la composición elemental de las rocas en la superficie de Venus.